¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir

La importante decisión de la marca Dodge que desvela el complicado futuro del tuning

La importante decisión de la marca Dodge que desvela el complicado futuro del tuning
Los coches eléctricos de Dodge estarán bloqueados para evitar su modificación
Antonio Fernández
Antonio Fernández3 min. lectura

Los preparadores de coches se enfrentan a un complicado futuro. La importante decisión tomada por la marca Dodge desvela los problemas que se avecinan para el mercado del tuning. Unos problemas directamente asociados al proceso de cambio al coche eléctrico.

Dodge, la icónica marca americana de «muscle cars», está lista para iniciar su ambicioso proceso de cambio al coche eléctrico. Un proceso de transformación que no está exento de riesgos y desafíos. La reciente puesta de largo del Dodge Charger Daytona SRT Concept marca el pistoletazo de salida de un plan estratégico que debe completarse en un corto espacio de tiempo.

El Dodge Charger y el Dodge Challenger han sido, durante muchos años, los pilares centrales sobre los que se ha sustentado la marca que ahora pertenece al conglomerado automovilístico de Stellantis. Ambos son modelos muy codiciados por los preparadores de coches. Más concretamente por especialistas americanos. Sin embargo, en la incipiente era del vehículo eléctrico los preparadores de coches no tienen cabida, por lo menos desde el punto de vista de Dodge.

Dodge no permitirá las preparaciones de terceros en sus coches eléctricos

Los futuros coches eléctricos de Dodge no podrán ser modificados por terceros. O por lo menos esta es la intención con la que trabaja la compañía. La información que ha visto la luz pone de manifiesto que los concesionarios oficiales Dodge serán la primera y última parada para los propietarios que quieran modificar su vehículo eléctrico. Pero, ¿cómo será esto posible? Bloqueándolos.

«No queremos bloquear los coches y decir que no puedes modificarlos. Solo queremos bloquearlos y decir modificarlos a través de nosotros para que sepamos que se hizo bien», aseguró Tim Kuniskis CEO de Dodge.

Estas declaraciones del máximo dirigente de Dodge dejan al descubierto un enorme problema al que se enfrenta el sector del tuning. La movilidad 100% eléctrica permitirá a las marcas tomar esta decisión al respecto de la modificación de sus coches. Algo que afecta directamente a los preparadores.

Solo modificaciones oficiales para los eléctricos Dodge

Dodge no quiere evitar las modificaciones de sus coches eléctricos. Solo quiere permitir las modificaciones oficiales. La firma está trabajando en un ambicioso programa de personalización para sus futuros modelos. Un programa que no solo incluirá modificaciones en materia de diseño, también habrá accesorios y mejoras para el sistema de propulsión.

Kuniskis también ha señalado que esta decisión permitirá a los concesionarios contrarrestar la esperada pérdida de ingresos que supondrá la conversión de Dodge en una marca 100% eléctrica. Al reducirse la cantidad de mantenimientos o venta de recambios, los concesionarios oficiales podrán comercializar una amplia línea de opciones.

Calcula tu seguro

Calcular