¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Se confirma el fraude: los miles de pedidos de Lordstown Motors eran falsos

    Lordstown EnduranceLordstown Motors

    Una investigación de la SEC ha confirmado lo que apuntaba el informe de Hindenburg Research, las miles de reservas anunciadas por Lordstown Motors no eran pedidos reales. Los dos máximos responsables de la compañía han dimitido y la cúpula actual admite que no tienen fondos siquiera para continuar el proyecto.

    El panorama es cada vez más negro en la sede de Lordstown Motors, pues además de estar en una situación financiera extremadamente delicada, más aún de lo confirmado inicialmente, en los últimos días han dimitido sus dos máximos responsables, incluyendo el propio fundador de la compañía.

    Por lo que ahora Steve Burns, fundador y CEO de Lordstown Motors, y Julio Rodríguez, que ejercía las responsabilidades de CTO (Chief Financial Officer o máximo responsable financiero), ya no forman parte de la cúpula directiva del joven proyecto de vehículos eléctricos. Aunque este es tan solo un problema menor de una lista bastante larga y preocupante para los nuevos directivos de la compañía, que además ya han sido pillados mintiendo sobre los resultados de la compañía.

    Steve Burns, antiguo fundador y CEO, en la factoría de Lordstown, Ohio.

    Tras unos inicios bastante prometedores que incluyeron el respaldo de General Motors, la adquisición de la planta de Lordstown (precisamente de GM) y una espectacular salida a bolsa, los problemas de Lordstown Motors comenzaron con un demoledor informe de la agencia de investigación e inversiones Hindenburg Research, que en resumen afirmaba que la compañía de Burns era un auténtico castillo de naipes basado en mentiras y exageraciones sobre el estado del desarrollo de su tecnología y su único modelo presentado hasta la fecha, el pick-up Lordstown Endurance.

    Nuevos informes

    La compañía negó en todo momento las acusaciones vertidas en dicho informe incluyendo las relacionadas con las reservas recibidas por su primer modelo. Apenas 48 horas después de la dimisión de Steve Burns, Rich Schmidt, el presidente de Lordstown Motors, volvió a confirmar que dichas reservas eran pedidos reales. Sin embargo, hace solo unas horas se ha filtrado que una investigación de la Comisión de Bolsa y Valores estadounidense (SEC) había podido confirmar que estos pedidos o reservas no eran reales en absoluto. Por lo que el nuevo cabeza visible de la compañía se ha estrenado en el cargo mintiendo públicamente.

    Esto se suma a las recientes declaraciones de Steve Burns, quién en sus últimas semanas al frente de la compañía reveló que carecían de fondos para poder cumplir los objetivos prometidos. Aunque poco después de estas declaraciones rectificó afirmando que las necesidades económicas eran tan altas que ni siquiera contaban con capital para continuar el proyecto, por lo que sus sucesores tienen por delante una tarea que se antoja imposible. Pues se supone que, sin dinero, deben culminar el desarrollo y preparar la producción en serie del Endurance en poco más de 3 meses. Por lo que prácticamente podemos afirmar que estamos asistiendo en directo al desmoronamiento de la compañía, que a menos que consiga ingentes cantidades de dinero en breve colapsará.

    Fuente: Reuters vía Autoblog