¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Primer vistazo al Opel Insignia 2024 en una recreación, sustituto a la vista

    1
    Recreación ilustrativa Opel Insignia 2024Motor.es / Tobias Büttner

    La tercera generación del Opel Insignia llegará en 2024. La marca del rayo ha recapacitado en sus pensamientos e intenciones con su representante del segmento D, por lo que su hueco no estará ocupado por un modelo completamente eléctrico. La firma alemana contará con una nueva berlina con un aspecto elegante y deportivo, del que te avanzamos su diseño y algunos detalles interesantes.

    Las cosas en Opel han cambiado mucho en el último año. A finales de 2019, el futuro del Opel Insignia estaba ligado a un nuevo crossover, un formato muy extendido y en el que se están transformando algunos de los rivales más directos, pero que en la marca del rayo no consideran. Más bien todo lo contrario.

    Y es que los responsables de Opel han recapacitado en el último año lo suficiente como para comprender que el Insignia tiene posibilidades en el mercado siguiendo el formato de una berlina, aunque con un aspecto más deportivo. La estrategia pasa porque el crossover que inicialmente estaba destinado a sustituir al Insignia, se posicionará por encima de este modelo, dejando espacio para la llegada del Opel Insignia C en 2024, y del que te presentamos una recreación e interesantes detalles.

    Foto Opel Insignia Grand Sport 2020 - exterior
    El futuro Opel Insignia llegará en 2024, una berlina con un corte deportivo

    STELLANTIS, y el consejo de Opel, consideran que el Opel Insignia 2024 tendrá mercado como una berlina

    El futuro modelo seguirá apostando por el formato del actual Grand Sport, una berlina elegante con portón trasero y una línea del techo más deportiva con una caída posterior más marcada a partir de las puertas traseras. Un formato similar al del Peugeot 508, con una estética que seguirá el nuevo estilo de la parrilla «Vizor», un diseño vanguardista con los faros formando un todo junto a la parrilla.

    El mismo estilo moderno se espera en el interior, con el concepto «Pure Panel» llevado a un nuevo nivel, un salpicadero más limpio y unas pantallas más grandes. La intención de la marca alemana es convertir al Insignia en un verdadero alto de gama, por lo que también crecerá unos milímetros para ofrecer un espacio más amplio. Aquí es donde entra en juego la última generación de la plataforma EMP2, la misma v4 que estrena la nueva generación del Citroën C5.

    El futuro Opel Insignia volverá a contar con una gama de motores de combustión de gasolina y diésel, ambos de cuatro cilindros y 1.5 litros, y dos versiones híbridas enchufables. Todas estarán asociadas a un cambio automático electrificado de 8 velocidades, y la tracción total solamente en el enchufable más potente. Según los planes de Opel, el Insignia completamente nuevo llegará al mercado a finales de otoño de 2023, como modelo 2024.

    Primer vistazo al Opel Insignia 2024 en una recreación, sustituto a la vista