¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir

Continental desarrolla una nueva pinza de freno que aumenta la autonomía de los coches eléctricos

Continental desarrolla una nueva pinza de freno que aumenta la autonomía de los coches eléctricos
La 'Green Caliper' de Continental aumenta la autonomía de los coches eléctricos.
David Plaza
David Plaza6 min. lectura

Se llama ‘Green Caliper’ y ha sido diseñada especialmente para su uso en vehículos eléctricos. Estos utilizan los frenos de un modo distinto al resto y buscan maximizar su autonomía.

Cada vez son más los componentes específicos para vehículos eléctricos. No en vano, estos están muy presentes en el mercado y, poco a poco, se están introduciendo en el parque móvil mundial.

Hablamos, por ejemplo, de neumáticos específicos para coches eléctricos. Y, desde ahora, también de frenos especialmente diseñados para maximizar las cualidades de este tipo de movilidad cero emisiones.

Green Caliper de Continental

El fabricante alemán de neumáticos y sistemas electrónicos para el automóvil ha desarrollado una pinza de freno denominada Green Caliper (pinza verde). Esta ha sido concebida con dos propósitos principales: aumentar la autonomía y adaptar la frenada a las especiales necesidades de un coche eléctrico.

Según informa Continental, la Green Caliper es una pinza desarrollada para frenos de disco que tiene la capacidad de aumentar la autonomía de los coches eléctricos. ¿Cómo? A través de una mayor compacidad y ligereza, así como un par de frenado residual.

Comparativa de tamaño entre un freno convencional y el 'Green Caliper' de Continental.

En concreto, «el nuevo diseño puede ahorrar hasta 2 kilogramos de peso por pinza de freno, además de hasta 3 kilogramos más por disco de freno», señala el comunicado. «El peso reducido y el par de frenado residual del Green Caliper contribuyen a una mayor autonomía del vehículo».

La pinza de puño de hierro fundido de Green Caliper es mucho más compacta y las pastillas de freno son más pequeñas y menos gruesas, ya que se desgastan más lentamente. Por lo tanto, la masa de la pinza se reduce.

Al mismo tiempo, la pinza de freno más pequeña, con su puente de menor altura, permite la instalación de un disco de freno de hierro fundido más grande. Debido a la carga térmica reducida, el disco se puede hacer significativamente más delgado, lo que también ahorra más peso.

Los coches eléctricos frenan diferente

Además de en la compacidad y ligereza del diseño de los frenos, Continental ha puesto mucho énfasis en adaptar la frenada a las necesidades de los coches eléctricos.

A diferencia de los frenos de un vehículo convencional, «los de un coche eléctrico se activan con mucha menos frecuencia. Esto se debe a que en más del 80 % de todas las situaciones de desaceleración, el freno no es necesario en absoluto debido a la recuperación», indica Continental.

Dicha recuperación, o retención, se produce a consecuencia del funcionamiento del freno regenerativo, que se encarga de recuperar energía durante las fases de desaceleración para recargar la batería. Esto propicia que, en muchas ocasiones, la propia retención del sistema haga innecesaria la aplicación del freno.

Sin embargo, esto no significa que Green Caliper sea menos eficaz que una pinza de freno convencional. «Al contrario: debido al peso de la batería en un coche eléctrico, el rendimiento de desaceleración de los frenos a menudo tiene que ser aún mayor», explica Continental.

«Por otro lado, su carga térmica es menor porque el freno se usa con mucha menos frecuencia. Y es precisamente para este perfil de requisitos modificado que se ha optimizado el nuevo diseño de la pinza de freno», amplía.

Continental también explica que, dado que el freno engrana más hacia afuera en el disco más grande y, por lo tanto, logra una alta potencia de desaceleración con la misma fuerza de sujeción debido al brazo de palanca más largo, el rendimiento de frenado es óptimo al mismo tiempo.

Retracción activa y par residual

Además, en interés de la eficiencia de conducción, el Green Caliper cuenta con una retracción activa de las pastillas de freno después de cada acción de frenado. Esto reduce el par de frenado residual entre las pastillas y el disco a menos de 0,2 newton-metro, lo que redunda en un funcionamiento prácticamente sin pérdidas.

Otra innovación de diseño garantiza que el espacio de aire entre la pastilla y el disco sea más grande y se distribuya uniformemente en ambos lados del freno. En combinación con el sistema de frenos de freno por cable MK C2 y un pedal electrónico, la trayectoria más larga de las pastillas (en aras de reducir el par residual) se puede demostrar sin ningún efecto perceptible en el pedal del freno.

El compromiso entre la sensación del pedal y el par residual, que de otro modo sería necesario con cada freno, no se aplica en este caso.

Fotos: Continental