¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Elon Musk afirma que la idea de privatizar Tesla es del Fondo Soberano Saudí

    Según afirma Elon Musk, tanto la idea original como los fondos necesarios para privatizar Tesla provienen del Fondo Soberano de Arabia Saudí. Aunque hace solo unos días Reuters afirmaba que dicho fondo había negado cualquier tipo de participación en ese proyecto.

    Elon Musk.

    Una cosa hay que reconocerle a Elon Musk y es que sabe como mantenernos entretenidos. Desde inicios de la pasada semana tiene a todos los medios e instituciones financieras de medio mundo, incluyendo la propia Comisión de Bolsa y Valores estadounidense, buscando los fondos que según Musk estaban ya asegurados para privatizar Tesla.

    Tras innumerables rumores y reportajes (especulativos) sobre el origen y la viabilidad del plan descrito por Musk, una nueva entrada del blog de Tesla (a todos los efectos un comunicado oficial) ha revelado de boca del propio Musk todos los detalles relativos a este plan y al ya famoso tweet que envió el pasado 7 de agosto anunciando que (él) se estaba planteando privatizar Tesla y recomprar las acciones a 420 dólares. Y al parecer, tanto la idea como el dinero provienen del Fondo Soberano de Arabia Saudí, o al menos eso es lo que afirma Musk.

    Sí, el mismo Fondo Soberano Saudí que no tenía intenciones de aumentar su inversión en Tesla y que tampoco estaban relacionados con el plan de privatización anunciado por Elon Musk, según afirmaba un informe de Reuters hace dos días mencionando a dos fuentes cercanas a esta institución. Además, esta inversión podría ir en contra de inversiones anteriores, ya que un movimiento de este tipo siempre sería llevado a cabo por el SoftBank, una entidad financiera en la que el Fondo Soberano de Arabia Saudí ha invertido unos 45.000 millones de dólares en los últimos tiempos y que precisamente este año realizaba una importante inversión en uno de los mayores rivales de Tesla, GM Cruise, la división encargada del proyecto de conducción autónoma de General Motors. Por lo que al menos de momento, la postura oficial de Softbank es la de no invertir en Tesla.

    Tesla Model S.

    Según afirma el comunicado de Musk, el Fondo Soberano Saudí ya se ha interesado en hacer negocios con Tesla siempre que la compañía fuera privatizada, y en una reciente reunión (celebrada el pasado 31 de julio) le repitieron a Musk las mismas intenciones que en años anteriores. Tras esta reunión con el PFI Saudí, en la que realmente no se acordó ni mucho menos firmó nada, Musk ya salió con la suficiente claridad de ideas como dar el trato por hecho, por lo que el empresario sudafricano lo comunicó el 2 de agosto en una reunión de la junta de Tesla, donde se acordó ponerse en contacto con los mayores inversores de la compañía para comunicarles el plan y averiguar si mantendrían su posición de inversores en una Tesla privada fuera de los mercados.

    Solo cinco días después, Elon Musk decidió que si los grandes inversores podían conocer el plan, los pequeños inversores también, con lo que también deja explicado en este comunicado los motivos para el tweet que convulsionó los mercados y provocó una investigación de la Comisión de Bolsa y Valores. Lo que no se ha explicado es qué le contó Musk a la junta y que le respondieron, pues, algunos de sus integrantes afirmaron a varios medios hace ya varios días que sabían poco o nada del plan de privatización y que ellos también habían solicitado más información a Musk. Como tampoco se ha descrito qué han contestado los grandes inversores de la compañía.

    Por el momento no hay motivos para no creernos las últimas declaraciones de Musk, a pesar de que las declaraciones previas del Fondo Soberano Saudí las desmienten, pues estas son solo eso, declaraciones de determinadas fuentes cercanas y no tienen el mismo valor que un comunicado oficial, que hasta ahora no ha sido emitido por esta institución.

    Lo curioso es que a pesar del jugoso anuncio realizado por Tesla, confirmando que tras los planes de privatización se encuentra precisamente el Fondo Saudí, con recursos más que suficientes para hacerlo, el mercado no parece haber reaccionado positivamente. En el momento de publicar este artículo eran poco más de las 11 de la mañana en Wall Street y las acciones de Tesla ya habían caído 11 dólares, como podemos ver en la imagen superior.