Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Prueba Jeep Renegade 2019, siempre dispuesto para la aventura

21

El Jeep Renegade se ha actualizado y ya lo hemos conducido. El modelo más vendido de Jeep en Europa refresca su imagen, incorpora nuevos motores de gasolina y aumenta su dotación en seguridad y tecnología. Sus habilidades offroad siguen siendo la referencia del segmento.

Las formas cuadradas son un rasgo de identidad del modelo

Aunque el Jeep Renegade sólo lleva en el mercado desde 2014 ya se ha convertido en uno de los modelos más importantes de su familia de modelos. Es el todoterreno de Jeep más vendido en Europa y nada menos que 800.000 unidades se han comercializado en todo el mundo.

Estos datos demuestran el acierto de haber aumentado la gama por debajo para llegar a un nuevo público. Pero además de llegar a un nuevo segmento, el Renegade rompió moldes al convertirse en el primer modelo de Jeep con una concepción global puesto que se fabrica en Italia, China y Brasil.

Aunque el pequeño B-SUV ya se codea en popularidad con iconos de la marca como el Wrangler y el Cherokee, el tiempo pasa y por ello ha recibido un conveniente lavado de cara que ha permitido actualizar su imagen de estilo urbano, aumentar su dotación tecnológica e incorporar nuevos motores de gasolina.

Pilotos traseros rediseñados para el Renegade 2019

En el apartado estético las diferencias con respecto al modelo anterior no son muy grandes y se centran principalmente en el frontal. El Renegade 2019 estrena nuevos faros LED y ha rediseñado su tradicional parrilla de siete ranuras, rasgos que ahora le asemejan al icónico Wrangler. También ha cambiado la forma del paragolpes delantero y de los antinieblas.

En la silueta lateral se evidencian las formas cuadradas y robustas pero no hay novedades significativas a excepción de los nuevos juegos de llantas de aleación que van desde las 16 a las 19 pulgadas. En la zaga son nuevos los característicos pilotos LED en forma de X y la salida de escape cromada. Entre las opciones de equipamiento se dispone de un techo solar panorámico practicable o el techo My Sky compuesto por dos paneles ligeros extraíbles.

La gama está compuesta por cuatro acabados denominados Sport, Longitude, Limited y Trailhawk. El habitáculo apenas ha variado siendo el cambio más significativo el nuevo sistema multimedia Uconnect de cuarta generación. Dependiendo del nivel de equipamiento tiene una pantalla táctil de 5, 7 u 8,4 pulgadas, es compatible con Apple CarPlay y Android Auto y ofrece servicios en línea como la radio web Tune In Internet, la plataforma de música Deezer Internet Music, la fuente de noticias Reuters y redes sociales como Facebook y Twitter.

El habitáculo ofrece una buena sensación de calidad

La versión más completa del sistema de infoentretenimiento añade la aplicación Jeep Skills que proporciona información adicional del vehículo como la presión de aceite, el ángulo de dirección, la fuerza G, la presión en el acelerador y el freno, la aceleración de 0 a 50 km/h y de 0 a 100 km/h, la distancia de frenado y la velocidad. Pero también tiene indicadores específicos todoterreno con parámetros como la tracción, el balanceo, la inclinación, la presión y altitud en tiempo real.

Las medidas del Jeep Renegade son muy contenidas pero a pesar de tener sólo 4,24 m de longitud el espacio interior está bien aprovechado. Tanto delante como detrás ofrece habitabilidad suficiente para ocupantes de estatura media o baja y el maletero, algo justo, se queda con 351 litros de capacidad.

La actualización del modelo ha servido para optimizar los posavasos y los compartimentos portaobjetos para dar mayor practicidad al interior. No ha variado la abundante cantidad de opciones de personalización con diferentes tapicerías e inserciones para la radio, las salidas de ventilación, el túnel central y los altavoces.

Las opciones de personalización son bastante amplias

Nuevos motores en la gama

Habrá un Renegade híbrido enchufable, pero no llegará hasta 2020. Pero en este restyling sí que hay novedades mecánicas porque el Renegade es el primer modelo que recibe los nuevos motores turbo de gasolina del Grupo FCA. Están realizados en aluminio, utilizan la tecnología MultiAir III para mejorar su eficiencia y superan el nuevo estándar de emisiones Euro 6d-temp recurriendo a un filtro de partículas de gasolina.

El propulsor de acceso es el tricilíndrico 1.0G de 120 CV vinculado a un cambio manual de seis velocidades y tracción delantera. La otra novedad es el 1.3G con 150 CV y cuatro cilindros, en este caso con una caja DDCT de doble embrague con seis marchas y configuración 4x2. Esta motorización también tendrá próximamente una variante con 180 CV que se situará como tope de gama y se vinculará a una con una transmisión automática de nueve velocidades Auto9 con convertidor de par y tracción total.

En el apartado diésel se mantienen los conocidos 1.6 Multijet II de 120 y 2.0 Multijet II de 170 CV. Ambos pueden combinarse con cambio manual o automático (DDCT para el 1.6 y Auto9 para el 2.0). Estos también cumplen Euro 6d-temp gracias a un sistema de reducción catalítica (SCR) con Adblue.

La comodidad de la suspensión es un buen aliado para enfrentarse a baches, badenes y otras irregularidades del suelo urbano

El Renegade es el modelo más urbanita de Jeep no sólo por sus dimensiones sino también por su conducción. En ciudad aporta la ventaja de ir sentado en una posición de conducción elevada que favorece la visibilidad del entorno y sus formas cuadradas simplifican las tareas de estacionamiento ya que es fácil ver los extremos de la carrocería.

El sistema de estacionamiento automático Park Sense se ha mejorado, especialmente en la función de detección de obstáculos laterales. El apartado de seguridad se ha reforzado y ahora es de serie en toda la gama el aviso de salida de carril plus y la asistencia inteligente de velocidad con reconocimiento de las señales de tráfico.

A pesar de que todos sus motores tienen una potencia notable, las prestaciones no son especialmente elevadas cuando circulamos por carretera. Tiene fuerza de sobra y es capaz de rodar a ritmos altos de manera sostenida sin problemas, pero las aceleraciones son moderadas quizá debido al peso del vehículo que ronda los 1.400 kg.

Con el Selec-Terrain se elige el modo de conducción más adecuad. El programa Rock sólo está disponible en la versión Renegade Trailhawk

No tiene un carácter especialmente refinado y la sonoridad queda evidenciada en las versiones de gasóleo, pero siempre en valores muy contenidos. Gracias al tarado de la amortiguación es muy confortable en todo tipo de superficies y la dirección ha recibido nuevos ajustes para ganar en precisión.

Por supuesto, donde aporta un valor diferencial respecto a la mayor parte de su competencia en el uso fuera del asfalto. El nuevo Jeep Renegade es uno de los SUV más capaces y está disponible con tracción a dos o cuatro ruedas, pero además hay dos posibilidades en cuanto a tipos de tracción total: Jeep Active Drive y Jeep Active Drive Low. El segundo es igual que el primero pero adoptando la relación de ascenso (Crawl Ratio) de 20:1, es decir, una primera velocidad muy corta para simular el funcionamiento de una reductora. También añade el sistema de descenso de pendientes.

Para ofrecer un funcionamiento competente en cualquier terreno el Renegade recurre al selector de modos de conducción Selec-Terrain. Ayuda a gestionar parámetros como la respuesta del acelerador, la caja de cambios automática, el control de tracción y el control electrónico de estabilidad según nos movamos en asfalto, nieve, barro o arena, además de ofrecer un modo Auto que proporciona de manera automática la mejor respuesta posible.

El Jeep Renegade Trailhawk es la elección ideal en la búsqueda la máxima efectividad en conducción todoterreno

Es, por tanto, muy sencillo abandonar el asfalto y aventurarse por superficies complicadas ya que solo es necesario girar el selector a la posición conveniente y olvidarse de bloqueos de diferencial o cajas transfer. El Renegade es una opción ideal para quienes se inician en el mundo todoterreno o para quienes lo practican sin buscar obstáculos excesivamente complicados.

Quien necesite sacar más partido de su faceta campera está la versión Trailhawk con una suspensión específica que proporciona una mayor altura libre al suelo (210 mm) y mayores recorridos. De esta manera se mejoran notablemente las cotas offroad con un ángulo de entrada de 30º, de salida de 34º y ventral de 24º. En este acabado, que sin duda es el más adecuado para practicar una conducción todoterreno exigente, el Selec-Terrain añade un modo más (Rock) que mejora la tracción.

El Jeep Renegade 2019 está a la venta a un precio de partida de 20.490 euros, un coste notable para un SUV del segmento B pero que se justifica por su generoso equipamiento de serie y su estilo urbano y aventurero a partes iguales. Una imagen inconfundible que representa perfectamente el ADN de Jeep. Donde verdaderamente se le sacará partido es en excursiones lejos del asfalto, ya que en conducción offroad se muestra muy divertido y pocos coches de su segmento podrán seguirle.

Noticias relacionadas

Prueba Jeep Renegade 2019, siempre dispuesto para la aventura
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto