¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    ¿Qué es la tecnología Car2x y cuáles son sus objetivos?

    La tecnología Car2x permite la comunicación entre infraestructuras y vehículos.

    El sistema de comunicación vehicular denominado «Car2X» consiste en la sincronización entre un vehículo y la infraestructura presente en las carreteras, de modo que ambos puedan intercambiar información para reducir el riesgo de accidentes y atascos, así como para mantener al conductor al tanto de advertencias de seguridad y/o tráfico.

    Este tipo de tecnología no es una novedad, pues ya desde principios de este siglo se ha experimentado con redes que pueden ayudar a detectar puntos ciegos o accidentes, entre otras muchas cosas. En la actualidad, la tecnología Car2x puede incluso permitir autonomía en ciertas acciones al vehículo con la mejora de la seguridad y, por qué no decirlo, del coste derivado de los accidentes como principal motivación.

    El Volkswagen Golf 8 es el primer automóvil en incorporar WLANp de serie, incorporando la tecnología Car2x.

    De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), los accidentes de tráfico causan anualmente alrededor de 1,2 millones de muertes en todo el mundo. Además, cerca de 50 millones de personas resultan heridas en accidentes de tráfico a lo largo de un año. En un estudio realizado por la American Automobile Association, se concluyó que los accidentes de tráfico cuestan en Estados Unidos unos 300.000 millones de dólares anuales.

    Aplicaciones de Car2x

    Gracias a estos sistemas, el vehículo puede comunicarse con diversos elementos de las calles o carreteras como señales, cámaras, radares o sensores. Según el fabricante tecnológico T-Systems, algunas de las aplicaciones pueden llegar a ser las siguientes:

    • Sensores que envíen la temperatura del asfalto para entender qué nivel de agarre podemos esperar.
    • Semáforos inteligentes que, dependiendo de la densidad del tráfico o de otras variables, modifiquen su ciclo de funcionamiento.
    • Sistemas de alerta por atascos de tráfico.
    • Advertencias por obras.
    • Asistentes de conducción en intersecciones.
    • Luces de freno electrónicas.
    • Aplicaciones de convoy, es decir, trenes de carretera.
    • Detección de espacios libres de aparcamiento.

    La tecnología Car2x puede incluso llegar a un nuevo nivel en el marco de desarrollo de los vehículos autónomos, por los que tanto han apostado algunos fabricantes de automoción y tecnología en los últimos años. De ese modo, la responsabilidad de desplazar al ocupante con total seguridad y eficiencia no recaerá únicamente en el vehículo, pues este trabajará en sincronía con la ciudad y las vías que las habitan y las conectan.

    La tecnología actual

    Por lo general, la tecnología Car2x consta de dos tipos de nodo: el vehículo y la estación fija en los márgenes de la carretera. Lo habitual es que ambos se comuniquen mediante señales de corto alcance a 5.9 GHz con un ancho de banda de 75 MHz y un rango aproximado de 1000 metros cuadrados.

    La red se prepara para soportar comunicaciones de datos de ámbito privado y público, pero con preferencia por esta última. En líneas generales, las comunicaciones vehiculares se desarrollan como parte de sistemas de transporte inteligentes (ITS). Estos sistemas buscan lograr la seguridad y la productividad a través del transporte inteligente, que integra la comunicación entre nodos móviles y fijos. Para ello, las ITS dependen en gran medida de las comunicaciones alámbricas e inalámbricas.

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto