¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Alonso repasa su «inacabada» historia en F1 y avisa: «Con el equipo adecuado, ganaré»

¿Cuál será el siguiente paso de Alonso, tras las 500 Millas de Indianápolis? El español parece tenerlo mu

Si quedaban pocas dudas, han quedado totalmente despejadas. Fernando Alonso quiere volver a la Fórmula 1 a resolver cuentas pendientes.

Que pueda hacerlo bajo sus propias condiciones está por ver, pero mientras el español ha revivido su pasado y ha explicado cuál quiere que sea su futuro.

Siempre ha sido complicado interpretar a Fernando Alonso. Es algo habitual en personas introvertidas y celosas de su intimidad. El doble campeón del mundo de Fórmula 1 y de las 24 Horas de Le Mans, campeón del WEC y de las 24 Horas de Daytona lo es, pero eso no quiere decir que esté falto de personalidad y carácter. Una combinación siempre compleja y fuera del alcance del entendimiento de muchas personas.

Lo cierto es que, en un mundo ideal, los deportistas deberían ser evaluados según su rendimiento y cualidades profesionales, pero de manera inevitable solemos mezclar nuestras filias y fobias personales, dejando que estas alteren nuestro sentido común a la hora de considerar a este o a aquel mejor o peor piloto.

¿Es Daniel Ricciardo considerado mejor de lo que realmente es por su carácter divertido y afable? Sin duda. ¿Le ocurre justo lo contrario a Fernando Alonso? Por supuesto que sí. Hasta el punto de que lo que para muchos resulta incuestionable, que estamos ante uno de los mejores pilotos de la historia y sin duda un referente de su generación, en opinión de otros no es más que un piloto sobrevalorado, egoísta y caprichoso.

Lógicamente, Fernando Alonso lo ve de otro modo. Cree que sus palabras, gestos o frustraciones se han interpretado de manera equivocada o se han magnificado deliberadamente por la prensa y/ sus detractores.

«Hay mentiras sobre mi carrera que no son verdad», afirma Fernando Alonso durante una entrevista concedida a F1 Racing. Y un ejemplo de ello es su famoso rictus petrificado tras perder el Mundial de 2012 en Interlagos por segunda vez frente a Sebastian Vettel y en la última carrera. «Salí de mi coche y estaba mirando a Felipe (Massa), quien por alguna razón no podía dejar de llorar. Estaba con su mecánico y su esposa, así que estaba allí esperándolo, viendo si estaba bien. La historia era que estaba en shock o triste, pero no, no me importaba demasiado. Quería darle un abrazo a Felipe».

Fernando Alonso, durante su última etapa de F1 en McLaren.

A lo largo de su carrera, Alonso ha sido tachado habitualmente de conflictivo, polémico y nocivo para su equipo. Algo que le ha cerrado las puertas de equipos punteros en los últimos años, según palabras públicas de personajes relevantes como Helmut Marko o Toto Wolff. Algo que él niega rotundamente.

«He oído a gente decir que era egoísta»,admite Alonso. «En Ferrari y en otros equipos siempre solía compartir mi premio con mis mecánicos. Pensé que si ganábamos un podio o una carrera, no sólo era yo sino el trabajo en equipo. Así que, si ganaba 30.000 dólares lo compartiría con mi equipo».

A lo que mucha gente llama ambición desmedida o política, Alonso lo define como compromiso total. Y el hecho de haber masacrado a la mayor parte de sus compañeros en el pasado no ha ayudado a cambiar su imagen de partenaire implacable. «Cuando me uno a un proyecto, me comprometo al 100% y dedico mi vida a ese equipo y a los muchachos. Y lo aprecian, lo último que soy es egoísta. ¿Es porque me he rendido mejor que mi equipo o mis compañeros? No puedo pedir perdón por eso».

Volver a la F1

Durante los últimos tres años, cada paso de Fernando Alonso ha estado envuelto en un halo de incertidumbre, misterio incluso. El español no ha rehuido tampoco ese juego con los aficionados y la prensa, pero esta vez no tiene problemas en reconocer cuál va a ser su objetivo de cara a 2021.

«No he terminado con la F1. 2021 es una buena oportunidad y me siento fresco y listo en este momento», asegura. «Es algo que exploraré. No creo que la edad sea un problema, estos coches, sin repostajes, no son tan exigentes. Conduces siete u ocho segundos por vuelta más despacio un domingo que un sábado».

«La Fórmula 1 es un asunto inacabado porque la gente piensa que merecimos más de lo que logramos»

A pesar de que en julio cumplirá 39 años, Alonso está seguro de que su físico actual le permite rendir al 100% en la Fórmula 1, algo que pocos dudan teniendo en cuenta su pasión por el deporte y la dedicación que pone en cada nuevo reto que afronta. Ante la insinuación de que podría ocurrirle lo mismo que a Michael Schumacher, que no tuvo éxito cuando volvió a la categoría cuatro años después de retirarse, Alonso responde:

«Michael regresó a la F1 en una era de Pirelli en la que los neumáticos eran muy sensibles», recuerda. «Desarrollamos habilidades para cuidar los neumáticos y no sobrecalentarlos, pero él tuvo más dificultades por eso. En 2021, esto no será un problema para mí. Además, con las nuevas llantas de 18 pulgadas cambiará el manejo del coche y todos deberán restablecer la forma en que pilotan».

Eso sí, Alonso tiene claro que no va a volver a cualquier precio, por que han pasado demasiados años sin engordar sus vitrinas de Fórmula 1 del Museo que regenta en Asturias. «La Fórmula 1 es un asunto inacabado porque la gente piensa que merecimos más de lo que logramos, especialmente en los últimos años. En el museo hay salas con muchos trofeos, pero nada reciente y eso parece un poco extraño. El único problema con las nuevas reglas es que algunos equipos podrían interpretarlas de manera diferente a los demás. Puedo unirme a un equipo que está ganando ahora, pero si cometen un error con las reglas, ¿la gente dirá que tomé una mala decisión nuevamente?».

La Ley de la Fórmula 1

Puede ser injusto o cruel, pero es así. En la Fórmula 1 no cuentan sólo los méritos del piloto, sino el de un monoplaza concebido por cientos de personas. Algo que parece generar frustración en Fernando Alonso.

«El problema con este deporte actualmente es que es cruel», señala. «No hay esperanza si estás en un mal coche. No sucede en otros deportes. Chelsea o Manchester City pueden perder ante un equipo de segunda división, pero en la F1 es imposible».

Fernando Alonso correrá en las 500 Millas de Indianáolis de 2020, pero luego intentará volver a la Fórmula 1.

Por tanto, ¿cómo volvería Alonso a la Fórmula 1? En este momento, sólo tres equipos pueden ganar carreras por méritos propios: Mercedes, Ferrari y Red Bull. «He tenido muchas reuniones con Red Bull en el pasado. Creo que la primera fue en 2007, cuando dejé McLaren. Conocí a Adrian (Newey) y a Christian (Horner). Y nuevamente en 2008 antes de que Sebastian (Vettel) se mudara de Toro Rosso a Red Bull, tuvimos otras dos o tres reuniones».

El problema es que Red Bull ya ha negado en muchas ocasiones tener interés en seguir intentando dicha alianza y la eclosión definitiva de Max Verstappen lo hace además innecesario. ¿Qué tal Mercedes?

«Han estado dominando durante muchos años y tienen un equipo fuerte en este momento. Si deciden hacer un cambio, sería difícil de ver», admite Alonso. «Cuando ganas no te gusta alterar las cosas, pero veamos cómo va el año que viene. El verano pasado tenían algunas dudas entre Bottas y Ocon. El año que viene, si tienen las mismas dudas... ".

Toto Wolff ha sido otro de los que ha calificado de imposible la posibilidad de fichar a Alonso, pero muchos ven en Ferrari a la opción clara a pesar de que la anterior historia entre ambos pareció no terminar del todo bien.

«Sé que no logramos el campeonato, pero luchamos y dimos todo lo que teníamos«, recuerda Alonso al ser preguntado por Ferrari. «Realmente trabajamos muy duro para cada resultado y la vida fuera del coche fue excelente. Fue un buen momento en mi vida viviendo en Maranello. Tenía muchos amigos allí, con Felipe (Massa) y Jules (Bianchi), que estaba en la Academia (Ferrari Driver Academy). Todos los viernes por la tarde jugábamos al fútbol junto con los mecánicos y los ingenieros».

La historia lo demuestra y Sebastian Vettel es un ejemplo más de ello: la exigencia de Ferrari es única y el fracaso continuado pasa factura de un modo implacable, pero igualmente te proporciona un orgullo especial. «Fue emocionalmente intenso. Ser piloto de Ferrari te da mucha satisfacción tanto dentro como fuera del coche. Acabábamos de perder el campeonato por un par de puntos cuando llegamos a la era dominante de Red Bull», lamenta.

Honda

La última etapa de Alonso en la Fórmula 1 estuvo inevitablemente marcada por la relación con Honda y McLaren. La firma japonesa prometía éxitos con cierta celeridad, pero la complejidad técnica del motor híbrido aniquiló cualquier opción de éxito.

Seguramente el momento más duro para todos llegó el día que Fernando Alonso gritó por radio a su ingeniero -y en el Gran Premio de Japón-: “GP2 Engine, arghhh!”. Aquello dolió mucho en Honda y escenificó a la perfección la frustración de todos los implicados en una asociación condenada al fracaso.

Junto a Toyota, Alonso olvidó los sinsabores vividos con McLaren y Honda.

«Vino de la frustración y tal vez no debería haber dicho eso», reconoce Alonso, «pero no lo dije en la televisión o en la conferencia de prensa. Estaba hablando con mi ingeniero en una conversación privada, no estaba destinado a ser público. Pero el motor estaba muy mal. El primer año en Jerez, en cuatro días hicimos siete vueltas. Ahora Honda gana una carrera y recibo muchos mensajes que dicen: “El motor GP2 gana ahora, debería ser un día triste para ti”. Estoy muy feliz, pero el motor que tenía en el coche no era el mismo que el que ganó en Brasil».

El oscuro periodo McLaren-Honda llegaba tras años de frustración en Ferrari y, cuando parecía que las cosas no podían ir a peor, lo hacían aún más. Alonso se defiende asegurando que otros pilotos habrían reaccionado igual o peor.

«Si el mejor piloto de hoy pasara por la situación que yo tuve, no podría imaginar lo que diría», reflexiona. «En 2015 siempre estaba luchando por salir de la Q1 y tenía 575 posiciones de penalización. Digo las cosas que pienso porque creo que son la verdad. A veces puedo estar equivocado, pero se hace una gran montaña de las cosas que yo digo...».

Una pausa para volver más fuerte

Tras cuatro temporadas de lucha inútil, Fernando Alonso decidió parar. La Fórmula 1 ya no le compensaba y quería convertirse en un piloto más completo, quería tener la oportunidad de volver a saborear el éxito.

«Necesitaba un respiro y decidí parar porque la F1 es un deporte muy exigente. Cuando has corrido durante 18 años, no tienes tiempo libre para relajarte. Necesitas comer, dormir, entrenar, todo para la F1 y tenía que quitarme ese peso de encima». +

Durante los últimos tiempos, la resistencia, Indianápolis y el Dakar han sido interesantes placebos, pero Fernando Alonso parece admitir que la Fórmula 1 sigue siendo su debilidad y no está dispuesto a despedirse de ella de manera definitiva.

La última victoria de Alonso llegó en 2013. ¿Volverá a hacerlo ocho años después?

«La gente me dice que ahora puedo comenzar a hacer las cosas que me gustan y yo les digo: “Lo que amo es conducir y, ¿dónde quiero conducir? En Mónaco, Suzuka, Silverstone, esas son las carreras que me encantan», explica. «La velocidad y la adrenalina disparan mi pasión. Cuando esquío, evito tomar curvas porque quiero una vista clara y una pista vacía para bajar lo más rápido posible. Incluso llevo un ordenador de bicicleta para registrar la velocidad y tratar de alcanzar el máximo posible».

Y dónde mejor que sentir la adrenalina de la velocidad que en el coche más rápido del planeta: un Fórmula 1. Si Alonso finalmente vuelve, tiene una cosa clara: estaremos ante su mejor versión y será capaz de ganar ante cualquiera, si cuenta con la herramienta adecuada.

"Cuando haces cosas como Dakar, conoces a diferentes personas con diferentes filosofías. Estaré listo para volver a la F1 más fuerte y, si estoy en el equipo correcto, ganaré», sentencia. «Con el pilotaje es diferente. Tengo tanta confianza en mí mismo que sé que puedo llevar cualquier coche y, si todo sale bien, debería ganar. Pilotar es lo único en la vida que sé que hago bien».

Fuente: F1 Racing

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto