¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Hamilton pide más control sobre su estrategia y ritmo de carrera

    La informática fue señalada como la causante del error que permitió a Sebastian Vettel vencer a Lewis Hamilton en Australia.

    El piloto británico pide una menor dependencia de los ordenadores y compara la dificultad para adelantar con la imposibilidad de salvarle la vida a su mejor amigo.

    Mucho se ha hablado y analizado sobre lo ocurrido en el Gran Premio de Australia el pasado domingo, cuando Lewis Hamilton perdió una victoria que parecía clara al cometer Mercedes un error en el cálculo de tiempo necesario para mantener la primera plaza en caso de que se produjera una situación que exigiera un coche de seguridad.

    Y así fue tras el abandono de Romain Grosjean, por lo que Sebastian Vettel accedió a un liderato que no volvió a perder. Algo que a Lewis Hamilton le ha hecho pensar en si sería aconsejable confiar más en el instinto. “Es un esfuerzo de equipo, pero cuando se depende de tantos ordenadores, de tantos datos, de tanta tecnología para idear la estrategia, desearía que tuviese más peso el personal. No sé si es correcto decirlo, pero desearía que estuviera más en mis manos”, reconoció.

    Independientemente de eso, Hamilton se queda con lo positivo, que es su nivel de pilotaje en Albert Park y que espera mantener en Bahrein. "Siento que estaba pilotando tan bien como siempre. Realmente contento con la forma en que estaba pilotando. De todos modos, lo tendré en cuenta en la próxima carrera, haré exactamente igual que este fin de semana y trataré de crecer, intentaré crecer dentro de mí”, comentó con cierto aire filosófico.

    Mercedes no supo proteger el liderato de Lewis Hamilton cuando llegó el coche de seguridad.

    Otro de los aspectos que impidieron su victoria fue la enorme dificultad para adelantar que los pilotos se encontraron en Melbourne, llegando incluso Ross Brawn ha cifrar la influencia nociva de la aerodinámica en un coche perseguidor a partir de los dos segundos. “Si mi mejor amigo estuviera al borde de un acantilado y no pudiera llegar a tiempo para salvarle la vida... así de difícil es adelantar. No podría lograrlo en la vida, ni con todas mis fuerzas, todas mis habilidades, todas mis herramientas, simplemente no podría acercarme lo suficiente”, explicó Hamilton con un ejemplo muy gráfico y explícito.

    Fotos: Mercedes AMG F1

    Fuente: Crash.net

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto