¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

¿Por qué apoyó Ferrari el reglamento de 2021 y qué espera del futuro de la F1?

La marca italiana fue una de las que más se opuso al plan inicial de Liberty Media, pero finalmente ha votado en favor del nuevo reglamento.

A lo largo de los dos últimos años, Ferrari ha conseguido desechar algunas propuestas y ahora mira al futuro con varios objetivos en mente.

De izquierda a derecha, Piero Ferrari, Lapo Elkann, Charles Leclerc, Mattia Binotto, Louis Camilleri y Sebastian Vettel.

Ferrari tiene mucho peso en la Fórmula 1 y no sólo por su prestigio y éxito deportivo, sino porque es el único equipo que tiene derecho de veto en relación a cuestiones reglamentarias. Así las cosas, se especuló mucho semanas atrás con la posible ejecución de dicho privilegio frente al reglamento de 2021 que tanto ha criticado en el pasado, pero finalmente la marca de Maranello decidió apoyar su introducción.

Por el camino se han quedado algunos temas que Ferrari consideraba cruciales, como la permanencia del reglamento de motores que Liberty Media y FIA quisieron simplificar para promover la llegada de motoristas privados e independientes. También procesos de estandarización como el de las cajas de cambios, todo ello con vistas a ofrecer una Fórmula 1 más accesible y económica para incrementar el número de participantes.

Finalmente, Ferrari ha conseguido una categoría que, aunque será más sencilla a nivel aerodinámico, mantendrá su estatus de referencia tecnológica. “Lo que se anunció durante el fin de semana es realmente el comienzo del comienzo del proceso”, matizó Louis Camilleri, CEO de Ferrari. “Ni siquiera es el final del comienzo, por lo que todavía hay mucho trabajo que hacer junto con la Fórmula 1 y la FIA, así como con los equipos. Hemos votado a favor de ello y no hemos ejercido nuestro veto, ¿verdad?”.

Camilleri anticipa lo que espera de Liberty Media y la FIA, que el reglamento de 2021 sea sólo un punto de partida para un proceso más ambicioso y con ciertas premisas de futuro: mayor sostenibilidad financiera y medioambiental.

"Claramente, muchos detalles aún necesitan ser resueltos"

“En general, estamos algo satisfechos con la dirección que está tomando y los principios que se han expuesto”, comentó Camilleri. “Pero, claramente, muchos detalles aún necesitan ser resueltos. El límite presupuestario se refiere sólo a ciertos elementos del coche real y el mejor ejemplo es que el motor no es parte del límite presupuestario”.

El motor es el elemento estrella para Ferrari, la pieza que determina con mayor precisión la capacidad tecnológica de las marcas presentes en la Fórmula 1. Y Camilleri tiene muy claro qué imagen desea que se proyecte en el futuro. Nuestra lógica es que en el futuro... nuestra esperanza es que habrá un límite de presupuesto en el motor. Ha habido limitaciones en cuanto al uso del dinamómetro, que es una parte muy costosa”.

Mattia Binotto, máximo responsable del equipo Ferrari, ahondó en la idea planteada por su jefe, afirmando que la marca italiana cree que “es el momento adecuado para buscar continuidad. Nuestro deporte tiene que ser sostenible, todos somos conscientes de ello. Necesitamos trabajar duro en un deporte más sostenible y ecológico, así que todavía hay mucho que hacer. Es un punto de partida, ahora estamos todos juntos y necesitamos colaborar”.

Ya en la presentación del nuevo reglamento, Chase Carey y Jean Todt, presidentes de la Fórmula 1 y la FIA respectivamente, pusieron mucho énfasis en que este punto de partida avanzará en dirección a la reducción de emisiones y al control de gasto. Premisas imprescindibles para Ferrari, a tenor de lo expresado por Binotto. “Votamos a favor, así que estamos contentos con el nuevo conjunto de regulaciones. Si no felices, al menos estamos convencidos de que es el camino correcto. Para nosotros era más importante colaborar con la F1 y asegurarnos de que para finales de octubre tuviéramos el mejor reglamento posible, comentó.

Louis Camilleri no tiene problema en abrazar el argumento que siempre ha defendido Liberty Media: una competición sostenible y más espectacular será beneficiosa para todos sus participantes, no sólo para los más modestos. “En la medida en que la Fórmula 1 se vuelva más entretenida y atraiga a más aficionados, entonces claramente generará más ingresos, lo que finalmente beneficiará a todos los equipos, incluido Ferrari”.

Parecía imposible, pero Liberty Media y FIA consiguieron mantener bajo control a Mercedes y Ferrari, que incluso parece haber comprendido el mensaje, haciéndolo suyo. Ahora queda trabajar para desarrollar lo que parece el comienzo de una nueva era muy prometedora.

Fotos: Scuderia Ferrari

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto