Opinión Por qué la nueva versión del McLaren MCL33 nos ha robado el corazón

  • El equipo británico ha presentado en Barcelona un compendio de soluciones aerodinámicas que han dejado boquiabiertos a aficionados y analistas.
  • El MCL33 recibe en el Gran Premio de España una evolución valiente y audaz que ha sido preparada durante meses, pero que tuvo que retrasarse tras los problemas de la pretemporada.

Las jornadas de los jueves previos al inicio de la actividad en pista con los entrenamientos libres son, para quienes perseguimos las novedades técnicas de cada monoplaza en esta Fórmula 1 en la que el desarrollo de los mismos es intenso y constante, un día importante. Mientras los pilotos atienden a la prensa y realizan actos promocionales, los boxes reciben a los coches que empiezan a ser montados por los cuidadosos mecánicos que, pausada pero quirúrgicamente, van devolviendo a la vida a estas máquinas tan complejas y por ello fascinantes.

Una vez terminado el trabajo, la verificación técnica espera y el paseo desde el garaje del equipo hasta el de los comisarios de la FIA es algo así como un desfile en el que algunos se sienten como una estrella de la moda internacional y otros, en cambio, como en aquella pesadilla en la que corres desnudo por la calle aterrorizado. Todo queda al descubierto y los profesionales de la prensa comienzan a escudriñar e inmortalizar cada milímetro de la carrocería, cada hendidura excavada en el suelo del coche. Cada quiebro de las suspensiones. Disfrutando y, también, admirando.

Y sin lugar a dudas, la estrella del año en este singular desfile la hemos visto este jueves en el Circuit de Barcelona-Catalunya y ha sido el McLaren MCL33, que aún no sabemos si será más rápido o, por el contrario, sufrirá lo indecible para hacer funcionar lo que, personalmente, considero la mayor innovación en mucho tiempo. Un entramado de soluciones vistas en otros monoplazas, combinadas con otras propias, para dar como resultado un morro, definitivamente, impresionante.

La gloria es de los audaces

El equipo de ingenieros y diseñadores aerodinámicos de McLaren ha trabajado muy duro en los últimos meses y, no cabe duda, se la ha jugado mucho. Muchísimo. Que el resultado haga justicia con semejante carga de esfuerzo e innovación lo decidirá la pista y eso es algo que no admite discusión, pero -y vuelvo a recalcar que es una opinión personal- creo de justicia reconocer el mérito de todas y cada una de las personas implicadas en este proyecto: desde el espectacular morro hasta el difusor, pues todo en el McLaren ha tenido que ajustarse al cambio que define el concepto de un monoplaza de un modo tan determinante como el alerón delantero y el morro que lo sostiene, especialmente lo que ocurre bajo él.

Desde la bandeja inferior, pasando por los orificios del morro y terminando en los perfiles longitudinales que recorren el morro, todo en este nuevo McLaren destila trabajo y minuciosidad.

En esta Fórmula 1 tan encorsetada, reglamentada y analizada, la innovación debe ser siempre un motivo de alegría y reconocimiento. Lo fueron Toro Rosso y Mercedes en 2017 con su sistema de suspensiones delanteras, lo es Ferrari desde que Mattia Binotto tomara el mando y, a pesar de las dificultades, lo sigue siendo McLaren, que ya marcó tendencia con su anterior morro, las suspensiones traseras o los endplates del alerón trasero y ahora vuelve a ir un paso más allá.

A pesar de la demostrada fiabilidad de McLaren a la hora de implementar mejoras aerodinámicas, podría ocurrir y, de hecho, sería lo normal, que McLaren necesite varias carreras para entender por completo y sacar el máximo partido de su nuevo concepto. También podría ocurrir que terminara siendo un error como lo fue en su día el morro de morsa de Williams que acabó con la carrera de Antonia Terzi en la Fórmula 1. Ideas brillantes que no triunfaron por culpa de una ejecución imperfecta, pero que dejan huella para siempre en la memoria. Los entrenamientos libres del viernes nos darán una idea aproximada de por dónde van los tiros pero, en cualquier caso, la apuesta está ahí. Junto a las ganas de liderar la carrera tecnológica y de devolver a McLaren al sitio en el que merece, por historia y determinación, estar.

Copia lo que funciona y mejóralo

Sin duda McLaren ha aplicado esta filosofía con su nuevo morro, pues contiene retazos de otros monoplazas. La bandeja que abraza el morro por su zona inferior recuerda a la de Mercedes, los orificios laterales del mismo están inspirados en el concepto inicial de Force India y que posteriormente fue modificado por Sauber. La boca central es muy parecida a la de Red Bull. Los anclajes del alerón delantero y los perfiles laterales situados longitudinalmente a lo largo del morro en dirección a las suspensiones, sello de la casa.

¿Funcionará? Los pilotos tendrán las primeras respuestas en los entrenamientos libres del Gran Premio de España.

Todo ello define cómo se distribuye el flujo aerodinámico sobre, bajo y alrededor del monoplaza. Por tanto, no es de extrañar que también hayan cambiado los turning vanes, los deflectores laterales junto a los pontones, los generadores de vórtices situados sobre ellos, el suelo del coche y el difusor. Todo un conjunto que ha llevado meses y que se vio retrasado por los problemas de refrigeración encontrados en pretemporada.

Pero, ¿cuánto puede mejorar el McLaren MCL33? Sin duda una respuesta precisa a esa pregunta sólo la tiene McLaren y el veredicto, el asfalto del circuito catalán de Montmeló. Aún así, las expectativas son altas porque modificar de un modo tan radical el frontal del coche, insisto, influye en el resto y, en especial, en el funcionamiento del elemento más determinante a la hora de generar carga aerodinámica sin aumentar la resistencia al avance (drag): el suelo y el difusor.

El aire fluye a través de un monoplaza de Fórmula 1 como un caudal que no conviene separar

El aire fluye a través de un monoplaza de Fórmula 1 como un caudal que no conviene separar. Lo que hagas en el alerón delantero tendrá su influencia en los bargeboards o en los deflectores laterales situados junto a los pontones. De igual modo, una mejora en estos potenciará el alerón delantero porque permitirá una mejor y más enérgica circulación del aire en todo su recorrido. Lo mismo puede decirse del alerón trasero o de lo que ocurre bajo el suelo del coche, por muy lejos que se encuentre del punto inicial. Una reacción en cadena que, bien ejecutada, suma ganancias de manera progresiva, no sólo en el rendimiento neto, sino en el trato de los neumáticos, o la consistencia y facilidad de conducción.

La tecnología de los sentimientos

En la fría y tecnológica Fórmula 1, en ocasiones, uno puede llegar a percibir pasión, voluntad, determinación. Sentimientos, en una palabra. En los últimos años, McLaren se ha convertido en un equipo plagado de ellos, no sólo por la marcha de Ron Dennis, sino por una historia reciente que nos ha mostrado ilusión y dramatismo a partes iguales. Reconozco que hoy, al ver esta nueva versión del McLaren MCL33 en Barcelona, he sentido todos esos sentimientos que mueven a cada integrante de este equipo hacia adelante. Cada orificio, cada moldeado de fibra de carbono, cada generador de vórtices, cada tornillo disimulado, grita pasión y desesperación por ganar. O al menos por marcar el camino que, con el tiempo, lleve a McLaren a ello. ¿Exagerado?¿Ridículo? Quizá, pero me gusta pensar que en la tecnología también caben los sentimientos.

Ahora queda lo realmente importante: convencer al crono de que McLaren merece el premio gordo.

Fotos: Motor.es | McLaren F1

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

  • Comentario de Roque Nublo
    11/05/2018 (15:38)

    Roque Nublo

    "Me siento identificado contigo David, de entrada supuse antes de iniciarse los libres de que el Mclaren mejoraría los tiempos del año pasado. Y lejos de ser algo que nos detalle la auténtica realidad al ser esto por ahora unos simples libres, el Mclaren el año pasado en Q3 marcó un 1:21.048, el mejor tiempo visto después de la introducción de los cambios aerodinámicos ha sido de 1'19"722 por parte de Vandoorme. Aún están lejos de cabeza, pues hasta Mercedes en comparación al año pasado y por ahora ha mejorado un segundo su mejor tiempo con un 1'18"148 frente al 1:19.149 del año pasado. Bueno definitivamente dos cosas, primero que nada que aún falta equilibrar todo el paquete aerodinámico y segundo que Hamilton es Hamilton y no dudo de otro tiempazo este fin de semana. Pero me alegra ver que la mejoría está ahí y que ha sido real aunque no sea para estar en puestos de podio."

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto