¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Aston Martin quiere cambiar la normativa de los hypercar

    Aston Martin, junto a otros fabricantes, están presionando para que se modique el reglamento que dará vida a los hypercars del WEC.

    La firma británica apuesta por el diseño de un coche de competición a partir de un superdeportivo y no crear un prototipo a medida.

    El reglamento diseñado por la FIA y el ACO junto a distintos fabricantes para revitalizar la clase reina del WEC todavía ofrece más incógnitas que certezas, más si cabe cuando varias de las marcas implicadas no parecen comulgar con la idea final de hypercar. De hecho, Aston Martin está presionando para que se hagan notables cambios en la normativa. La firma británica quiere una modificación radical del concepto inicial del hypercar para que las marcas tengan la libertad para crear un vehículo de competición a partir de un superdeportivo y no diseñar un prototipo a medida con tecnología y detalles visuales de los modelos de calle.

    Aston Martin, así como otros fabricantes de peso como McLaren y Ferrari, considera que el presupuesto de 20 millones de euros por temporada proyectado por la FIA y el ACO es demasiado alto y que la creación de un vehículo de competición a partir de un superdeportivo de calle es algo mucho más atractivo a nivel comercial para los fabricantes que diseñar un prototipo de competición con tecnología híbrida. De hecho, el sucesor del Aston Martin Valkyrie, el nuevo McLaren Senna o el Ferrari LaFerrari parecen modelos perfectos para dar vida a un hypercar, pese a que la tendencia en los últimos años en GTE ha sido la contraria.

    En este aspecto, el concepto de hypercar que se maneja actualmente choca de forma radical con la idea de Aston Martin, tanto en materia de seguridad como en el área técnica. De hecho, las regulaciones señalan que el generador y la batería del sistema híbrido deben estar situados en la parte frontal para optimizar la distribución de pesos. Sin embargo, los sistemas híbridos del Aston Martin Valkyrie y del Ferrari LaFerrari transmiten la energía al eje tarsero, cuando la normativa indica que deben actuar en el eje delantero. Además, el McLaren Senna no incluye ningún tipo de tecnología híbrida.

    Fuente: Autosport / Fotos: Aston Martin Racing