¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Adelanto del Citroën C5 Aircross Facelift 2022, nuevos argumentos para el SUV francés

    Adelanto del Citroën C5 Aircross Facelift 2022, nuevos argumentos para el SUV francés
    2
    Recreación ilustrativa Citroën C5 Aircross Facelift 2022Motor.es / Kelsonik
    Fran Romero
    Fran Romero4 min. lectura

    El Citroën C5 Aircross irrumpió en el mercado hace casi tres años asumiendo el papel de un buque insignia, que ahora se le han revalidado. El SUV más grande de la marca de los dos chevrones afrontará una renovación en 2022 ofreciendo una nueva imagen que te presentamos en este adelanto, junto con los nuevos argumentos que dispondrá en motores y equipamientos.

    El Citroën C5 Aircross se estrenó en el mercado en 2017, como novedad en el Salón del Automóvil de Shanghái, poniéndose a la venta en Europa a finales de 2018. Entonces, responsables de Citroën le atribuyeron uno de los papeles más difíciles del mercado con el estatus de buque insignia por su denominación comercial, a pesar de que en realidad se trata de un SUV compacto con poco más de los 4,5 metros de largo.

    Una categoría que ha dejado en manos del nuevo Citroën C5 X, volviendo a su situación natural. El C5 Aircross acumula tres años, por lo que la marca francesa ya trabaja en una actualización estética que será novedad en primavera de 2022, y del que te presentamos un adelanto con una fiel recreación. El SUV francés adoptará la nueva línea de diseño que rige en los últimos modelos, haciendo más notable el estilo en forma de «X». Los faros delanteros de la capa inferior se harán más finos, mientras que los superiores también apostarán por una nueva forma.

    Foto espía Citroën C5 Aircross Facelift 2022 - exterior
    Un prototipo del Citroën C5 Aircross Facelift 2022 rueda camuflado en Rumanía / Foto: Largus

    El Citroën C5 Aircross 2022 será más elegante y más eficiente

    La división de las parrillas también se mantiene, aunque ahora se derivará la mayor parte de la refrigeración a una gran boca abierta en el paragolpes. Incluso, los laterales de la defensa delantera perderán los característicos «Airbumps» apostando por un diseño más limpio. Estos elementos, que han dado una personalidad especial al lateral, se espera que desaparezcan de los paneles de las puertas, siguiendo la misma línea del recientemente remodelado C3 Aircross.

    En la parte posterior, los pilotos también presentarán una apariencia más moderna, con una redistribución de las funciones luminosas. En el interior, se espera una revisión de los materiales y colores en asientos, ofreciendo nuevas combinaciones. En el salpicadero se esperan cambios, con un diseño más limpio de todos los mandos y con una nueva pantalla táctil en la consola central con 10 pulgadas de tamaño. El equipamiento mejorará con nuevos elementos de confort y asistentes de conducción con funciones semi-autónomas de nivel 2.

    Citroën cuenta con prototipos semi-camuflados que ruedan en los alrededores de la factoría francesa de Renne, además de por Europa Central desde el pasado verano, acumulando kilómetros. Los dos únicos motores de gasolina y diésel con los que se vende el modelo -PureTech y Blue HDI de 130 CV- no aumentarán la potencia, pero sí reducirán los consumos y emisiones, al igual que se reajustará el potente híbrido enchufable de 225 CV.

    Adelanto del Citroën C5 Aircross Facelift 2022, nuevos argumentos para el SUV francés