¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Nuevo Smart ForTwo y su seguridad pasiva: choque frontal contra un Mercedes Clase S

¿Es el nuevo Smart ForTwo menos seguro ante un choque frontal que otros coches de mayor tamaño? Smart quiere demostrarnos con sus pruebas de seguridad que en absoluto es así. En el siguiente vídeo podemos ver cómo se comporta el Smart ForTwo 2015 en un crash test, en un choque frontal contra un Mercedes Clase S.

Desde su nacimiento, el Smart ForTwo tuvo que derribar muchos tópicos y prejuicios. Uno de los más importantes, el de si un coche de tamaño tan pequeño podía ser seguro, o al menos igual de seguro que otro de mayor tamaño ante un choque. Lo cierto es que, desde su mismo diseño, Smart puso mucho énfasis en su seguridad, con innovaciones como la célula de seguridad Tridion para su habitáculo.

Tras la presentación del Smart ForTwo 2015, la marca perteneciente a Daimler quiere demostrarnos, una vez más, que un coche pequeño no tiene por qué ser sinónimo de coche inseguro. Aunque las habituales pruebas EuroNCAP todavía están pendientes, el nuevo ForTwo ha sido sometido a numerosas pruebas de choque para el desarrollo de su seguridad pasiva, y aquí tenemos un buen ejemplo.

A pesar de que el Smart ForTwo tiene zonas de deformación programada de menor tamaño a lo habitual, según la marca su célula de seguridad Tridion indeformable hace que el habitáculo no colapse, garantizando la seguridad de los ocupantes.

Para sus pruebas de seguridad pasiva, Smart ha seguido los mismos estándares utilizados para los recientes Clase C y Clase S, pero ¿qué tal resistiría un choque frontal contra, por ejemplo, un Clase S?

La respuesta la tenemos, al menos de forma parcial, en el siguiente vídeo, donde se efectúa en laboratorio un crash test entre el nuevo Smart ForTwo y el Mercedes Clase S. Se trata de una colisión frontal estandarizada, a una velocidad de 50 km/h con una superposición de las secciones frontales del 50%.

Tras los resultados, parece que el habitáculo el Smart no sale mal parado, lo que haría que sus ocupantes salvasen la vida (en este caso) e incluso pudiesen evitar heridas de consideración.

Obviamente, esto no quiere decir que un Smart ForTwo vaya a ser más seguro que todo un Clase S. En caso de accidente, desde luego yo preferiría ir en un Clase S, pero como mínimo el Smart demuestra que, ante un choque de estas características, su diseño garantiza protección a sus ocupantes.

Veremos qué resultados deparan las pruebas EuroNCAP, un buen baremo para comparar de forma independiente y relativa con otros coches, pero parece que en Smart han tenido muy presente la seguridad pasiva de sus nuevos modelos.

Fuente: Smart

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto