¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Todo lo que sabemos del nuevo Toyota Supra

    Fran Romero
    Fran Romero8 min. lectura

    La quinta generación del Toyota Supra, uno de los modelos más esperados, debutará a finales de 2018 con tres mecánicas de gasolina y transmisión automática de 8 velocidades, aunque podría llegar también una de doble embrague. Te contamos secretos desconocidos hasta ahora.

    Recreación del Toyota Supra 2018

    Es uno de los modelos más esperados, no solo por nosotros, sino también por todos los aficionados al motor que, tras la cuarta generación del Toyota Supra, la marca japonesa quedó huérfana de un deportivo de altura dejándoselo todo al GT86 pero que realmente no puede con esa gran herencia. Aquí tienes la Historia del Toyota Supra.

    Cuando a Toyota se le presentó la joint venture con BMW, la nipona no se lo pensó durante mucho tiempo. Compartir tecnologías era sólo el comienzo hasta el anuncio del desarrollo de dos modelos, el sustituto del BMW Z4 y su equivalente en la casa: la quinta generación del Supra. Cuarenta años después, Toyota ofrecerá un nuevo deportivo que ponga contra las cuerdas a rivales como el nuevo Alpine A110 o el Porsche 718 Boxster.

    El nuevo Toyota Supra se espera que no pase de 1.400 kg, una cifra de peso que será posible gracias a la plataforma modular CLAR de BMW utilizando aluminio, acero de alta resistencia y carbono. El modelo de Toyota será específicamente de tracción trasera.

    Las últimas imágenes espías desvelan detalles fieles al concepto de 2014.

    Hasta ahora hemos visto numerosas fotos espías en diferentes lugares de Europa y, muy especialmente en Alemania, ya que el desarrollo de chasis se está haciendo junto al nuevo BMW Z, pero fuentes de absoluta solvencia nos han indicado que, al mismo tiempo, se han estado realizando ensayos especiales en pistas de pruebas estrictamente privadas de la marca en Japón enfocadas a dar el punto característicamente deportivo de Toyota.

    Con código interno J29, el diseño exterior vendrá profundamente marcado por el Toyota FT-1 Concept de 2014, con el capó y techo abombado o la altura de los faros idénticos al concept. Aunque el interior que hemos visto en algunas fotos espías es el del Z4 con algunos cambios, el definitivo será una mezcla de sofisticación y tradición con cuero, aluminio y carbono a la vista. Además el futuro Toyota Supra será biplaza.

    El Toyota Supra estrenará unas pinzas de frenos totalmente nuevas de Brembo, junto con el nuevo roadster de BMW. Especiales para deportivos de alta gama con una gran superficie de frenado y más ligeras, con una nueva forma que presenta cinco aberturas que no suponen pérdida de rendimiento en el frenado.

    Detalle de la nueva pinza de freno desarrollada por Brembo.

    Varias potencias con transmisión automática

    En cuanto a mecánicas, el nuevo Supra compartirá bloques de gasolina Twinpower Turbo con el roadster de BMW, comenzando por dos versiones de cuatro cilindros en línea con 2.0 litros y 210 y 273 CV, y un potente seis cilindros Turbo para la tope con 375 CV.

    Las tres opciones serán combinadas con una transmisión automática de 8 velocidades, la habitual en toda la gama de modelos de BMW. Aunque algunos medios hablan de que no existirá otra opción, en realidad ZF dispone también de otras alternativas de tipo Transaxle especiales para el nuevo Toyota Supra, como la 8P de doble embrague planetario y la 8DT de doble embrague convencional.

    La caja 8DT es la opción de doble embrague que puede ser montada en el nuevo deportivo japonés, porque está especialmente diseñada para deportivos de tracción trasera, total, híbridos, híbridos AWD y en diferentes configuraciones mecánicas, con hasta tres niveles de par con un máximo de 1.000 Nm, ofreciendo tiempos de cambio extremadamente rápidos gracias a seis engranajes que optimizan la aceleración a velocidad máxima y dos últimos que disminuyen el régimen y el consumo de combustible.

    Los grupos ópticos del Toyota Supra

    Un Toyota Supra electrificado no está descartado

    Estrenada en el nuevo Porsche Panamera, esta transmisión sustituye cuenta con un módulo híbrido opcional que se monta en la campana del embrague y ofrece una potencia máxima de 100 kW y un par de 400 Nm, pudiendo acelerar en modo eléctrico hasta 140 km/h.

    En principio no está previsto que también se ofrezca una versión híbrida pero responsables de Toyota Europa han avanzado que no sería descartable un conjunto híbrido enchufable en este modelo, pero no existe confirmación alguna aunque se plantean opciones: un motor eléctrico en el eje trasero y otros dos en el eje delantero más el motor de 2.0 litros de BMW o una adaptación del sistema de Lexus, equipado en el nuevo LC 500h.

    Estas dos posibilidades necesitan de una batería, lo cual aumentaría el peso del modelo y que Toyota no desea; tampoco utilizar tecnología eDrive de BMW. Una posibilidad más real es el nuevo compresor eléctrico que ha patentado Toyota y en el que Gazoo Racing ha dejado su huella.

    Zaga del Toyota Supra 2018

    La otra posibilidad es recurrir a esta nueva transmisión deportiva de doble embrague de ZF con el módulo híbrido opcional, que sería la solución más factible.

    Su presentación coincidirá con su 40º aniversario

    ¿Cuándo lo veremos? Toyota se está tomando el desarrollo con absoluta tranquilidad. Tanto es así, que el modelo roadster de BMW será el primero que debute en el Salón de París 2018. Entrará en la cadena de montaje al mismo tiempo, en noviembre de 2018 y la planta de producción de Magna Steyr en Graz, Austria.

    El próximo mes de noviembre es clave, ya que la marca japonesa presentará un nuevo concept-car en el Salón de Tokio pero esta vez mostrando el modelo de producción de una forma muy fiel. Justo un año después, el modelo de producción será presentado, el mismo año en el que se cumplirán 40 años del nacimiento del Supra, y estará a la venta en la primavera de 2019.

    El abombamiento del techo del Toyota Supra es evidente