Motor.es

Qué es el bendix y por qué revolucionó el automóvil

El bendix fue inventado a principios del siglo XX y, desde ese momento, cambió para siempre el automóvil. Te contamos qué es, cómo es su funcionamiento y quién lo inventó.

Qué es el bendix y por qué revolucionó el automóvil
Bendix de arranque

3 min. lectura

Publicado: 14/03/2024 10:04

Actualizado: 14/03/2024 10:04

El bendix es un mecanismo presente en motores de arranque de vehículos de combustión interna. Recibe su nombre de Vincent Hugo Bendix, inventor y empresario estadounidense que fundó Bendix Corporation en 1907.

Tres años más tarde, inventó y patentó este dispositivo, que permitió el uso de los motores de arranque en automóviles, aviones y otros vehículos motorizados, desechando así el tradicional arranque con manivela.

La función principal del bendix es la de engranar el piñón del motor de arranque con el volante motor para permitir el arranque del vehículo. Una vez que el motor ha arrancado, el bendix se desengrana automáticamente.

Calcula ahora el precio de tu seguro de coche

¡Infórmate!

El bendix es un mecanismo bastante sencillo, pues está formado por un engranaje con un piñón en un extremo y un mecanismo de desenganche en el otro. Cuando se activa el motor de arranque, el piñón se desliza hacia adelante y se engancha con los dientes del volante motor.

Una vez que el motor ha arrancado, la fuerza centrífuga o un resorte hacen que el piñón se retire, desenganchándolo del volante.

Bendix de marcha para vehículos del Grupo Volkswagen

Fallos más habituales en el bendix

El problema más común en el bendix de un motor de arranque es el desgaste de los dientes del engranaje. Esto provoca que, si bien se escucha el encendido, el motor no se enciende al no producirse el acople del piñón con el volante motor.

En cualquier caso, el bendix sigue siendo insustituible en la actualidad, ya que permite arrancar el motor de forma muy sencilla, así como transmitir una gran cantidad de energía al volante motor.

Otra ventaja del bendix es que es una pieza pequeña, sencilla y fácil de sustituir. A consecuencia de esto, cambiarlo no suele ser excesivamente caro.

Compártela en:

Pixel