¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    ¿Qué es la carrocería? Tipos y características

    La carrocería del vehículo no sirve sólo para crear un habitáculo.

    Entendemos la carrocería como la capa exterior de un vehículo, lo que permite dar forma y utilidad a un chasis o plataforma. La carrocería es la estructura básica que permite crear el habitáculo en el que se situarán los pasajeros y la carga. Además, es la que permite dotar de una estética y funcionalidad concretas al mismo, pues en la actualidad muchos modelos diferentes parten del mismo chasis o plataforma.

    Ya en el siglo XVI se utilizaban carrocerías para los carruajes de madera tirados por caballos, pero fue dos siglos más tarde cuando su evolución comenzó a incrementarse de manera considerable. Así es como llegaron materiales nuevos como el acero y el aluminio, pues permitían formas más estilizadas y moldeables.

    Actualmente, la carrocería no cumple sólo la función de crear el habitáculo, sino que sirve para mejorar las prestaciones y las emisiones contaminantes del vehículo a través de una mayor ligereza, un perfil más aerodinámico o una habitabilidad interior más eficiente. Además, permite incrementar la seguridad con niveles variables de resistencia o deformación controlada y programada, permitiendo una absorción de energía proveniente de los impactos vital para el bienestar de los ocupantes.

    Tipos de carrocería

    El paso del tiempo ha permitido que se desarrollen diferentes tipos de carrocería, que son los siguientes:

    • Carrocería con chasis independiente: el chasis soporta la mecánica, pudiendo rodar incluso sin carrocería. Esta se atornilla al chasis y puede separarse para su reparación. Es propia de todoterrenos y vehículos industriales.
    • Plataforma con carrocería separada: Similar al anterior tipo, pero sobre una plataforma en lugar de un chasis. La carrocería también va atornillada a la misma.
    • Carrocería monocasco: Todo el conjunto se realiza en una sola pieza, aunque dispone de elementos desmontables como el capó motor, las puertas o los parachoques.
    • Carrocería autoportante: Es la más común en la actualidad y consta de numerosas piezas soldadas entre sí que acaban formando la estructura del vehículo. La carrocería acaba completándose en el exterior por elementos desmontables como puertas o capós. Gracias a ello, el coste de reparación o sustitución de los elementos de la carrocería es menor.

    Según volúmenes

    Las carrocerías también pueden clasificarse en función del número de volúmenes que ofrecen:

    • Monovolumen: El vano motor, el habitáculo y el maletero forman un único volumen integrado.
    • Dos volúmenes: El espacio destinado al motor es independiente, mientras que el habitáculo de los pasajeros y el espacio de carga se combinan en uno solo.
    • Tres volúmenes: Cada uno de los espacios forma un volumen claramente diferenciado.
    Las carrocerías pueden clasificarse según tengan uno, dos o tres volúmenes.

    Según forma

    Finalmente, la carrocería puede clasificarse según la forma adoptada por cada uno de los volúmenes mencionados, teniéndose también en cuenta elementos como la caída del techo o el número de puertas.

    • Sedán o berlina: carrocería de tres volúmenes.
    • Compacto: carrocería de tres o cinco puertas en la que el portón trasero incluye la luneta, haciendo posible el acceso al habitáculo de los pasajeros.
    • Familiar: Carrocería de techo elevado hasta el portón trasero que permite un amplio espacio de acceso y carga.
    • Coupé: carrocería de dos o tres volúmenes con dos puertas acristaladas.
    • Todoterreno: diseñado para ofrecer sus mejores prestaciones fuera de las carreteras asfaltadas y dotado de una mayor altura al suelo, así como interior en el habitáculo.
    • Descapotable: techo plegable o capota, generalmente de tela o rígida articulada.
    • SUV: la carrocería de moda actualmente, parte de la base de un turismo, pero gana altura con respecto al suelo e interior, aunque no permite un uso en campo equiparable al de los todoterreno.
    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto