¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es
    • Inicio
    • Diccionario
    • Radar en cascada: qué es y por qué frenar antes podría no salvarte de la multa

    Radar en cascada: qué es y por qué frenar antes podría no salvarte de la multa

    Los radares en cascada son un sistema reciente en las carreteras españolas.

    Resulta muy habitual detectar la presencia de un radar fijo en la carretera y disminuir la velocidad al pasar por el mismo, para posteriormente acelerar y seguir nuestra marcha. Algo que pretenden evitar los radares en cascada.

    Todo conductor se ha encontrado alguna vez con un cartel que anuncia la presencia de un radar fijo o lo ha identificado a través de un navegador GPS.

    Es habitual que, al ocurrir esto, haya conductores que circulan por encima del límite legal de ese tramo y al llegar al radar reduzcan la velocidad, acelerando de nuevo pocos metros después.

    «Con el segundo radar se comprueba si los conductores que han aminorado la marcha vuelven a acelerar»

    Sin embargo, ahora la Dirección General de Tráfico (DGT) intenta acabar con esta práctica, que además puede provocar un accidente involuntario al producirse el frenazo con otros vehículos circulando alrededor.

    Para ello están los radares dobles o radares en cascada, que funcionan de la siguiente manera.

    Qué es un radar en cascada

    Un radar doble o radar en cascada es aquel formado por dos radares diferentes y destinado a controlar la velocidad en un mismo tramo. El primero es un cinemómetro fijo señalizado en la vía y situado en un pórtico, poste o cabina lateral.

    Unos centenares de metros más adelante, se sitúa un radar móvil controlado por agentes de tráfico, en este caso no señalizado.

    De esta manera, con el radar móvil se comprueba si los conductores que han aminorado la marcha al pasar por el radar fijo señalizado vuelven a acelerar la marcha y sobrepasan la velocidad máxima permitida en ese tramo.

    Un sistema iniciado en Navarra

    La técnica del radar en cascada comenzó a utilizarse durante la primavera de 2019 a través de un programa promovido por la fiscalía de Seguridad Vial de Navarra, extendiéndose progresivamente al resto del territorio español.

    En algunas ocasiones, el operativo viene acompañado de un tercer control, en este caso de alcoholemia.

    En su momento, el sistema recibió numerosas críticas por su aparente afán recaudatorio, aunque la Policía Foral de Navarra afirmó que el objetivo era reducir el número de accidentes y concienciar a los conductores de la importancia de respetar los límites de velocidad.

    Obviamente, el radar doble o radar en cascada controla los límites de velocidad, aunque si viene acompañado de un control de alcoholemia puede caerte otra multa en caso de haber bebido, tomado drogas o circular haber cometido alguna otra infracción.

    En este sentido, no olvides tener claros los márgenes de error que los radares deben tener en cuenta por ley, ya que en muchos casos marcan una diferencia importante a la hora de ser multados. Tampoco pierdas de vista qué excesos de velocidad conllevan la pérdida de puntos.