¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Sistema ISA, obligatorio en 2022: qué es y cómo funciona

    9 min. lectura
    En la parte superior de este cuadro de mandos, vemos el dispositivo de información del Sistema ISA.

    En mayo de 2018, la Comisión Europea propuso un nuevo conjunto de normativas de seguridad para los vehículos vendidos en el continente. Ahora algunas de ellas serán obligatorias desde 2022 y el Sistema ISA destaca entre ellas.

    Desde mayo de 2022, todos los vehículos nuevos homologados en la Unión Europea deberán contar obligatoriamente con nuevos sistemas de seguridad, entre los que se encuentran una caja negra similar a la de los aviones o el Sistema ISA (Intelligent Speed Assistance).

    Este Sistema ISA es una tecnología de seguridad para vehículos que utiliza una cámara de vídeo de reconocimiento de signos y una base de datos de límites de velocidad vinculada al GPS para ayudar al conductor a mantener el límite de velocidad adecuado en cada tramo de la vía.

    Se estima que el uso masivo del Sistema ISA reducirá las colisiones en un 30% y las muertes en un 20%

    Dicho de un modo más sencillo, el Sistema ISA lee las señales de la carretera y, conjuntamente con la base de datos y el GPS, avisa al conductor de los límites de velocidad establecidos en cada momento.

    Además, el Sistema ISA tendrá la capacidad de limitar la potencia del motor para contribuir a evitar que se superen dichos límites de velocidad, aunque el conductor podrá pausarlo o apagarlo cuando lo considere oportuno.

    ¿Qué ventajas tiene el Sistema ISA?

    Según la ETSC (European Transport Safety Council), impulsora del Sistema ISA, los beneficios son variados.

    • Mejora de la seguridad vial.
    • Reducción de emisiones contaminantes.
    • Ahorro de combustible.
    • Reducción de multas por exceso de velocidad.

    Según un estudio de la Comisión Europea, a los anteriormente mencionados se suman otros como el fomento de la marcha y el ciclismo debido al aumento de la seguridad percibida de los coches frente a los usuarios vulnerables de las carreteras, un efecto calmante del tráfico y reducciones en los costes de los seguros.

    En la actualidad, la cifra de muertes en carretera cada año en Europa asciende a 26.000, y los organismos competentes consideran que con la adopción y el uso masivos del Sistema ISA se podrán reducir las colisiones en un 30% y las muertes en un 20%.

    Vídeo explicativo del Sistema ISA.

    Cómo funciona el Sistema ISA

    El funcionamiento de este sistema consta de tres pasos principales:

    1. El coche recibe la información de la posición vía GPS y el límite de velocidad en cada momento a través de un mapa digital. Ello se combina con una videocámara para reconocimiento de señales.
    2. El límite de velocidad del tramo en cuestión se muestra en el cuadro de mandos del vehículo.
    3. Si el automóvil llega a ese límite de velocidad, el coche limita la potencia para evitar que no se supere. Si el conductor quiere hacer caso omiso de dicha recomendación, podrá acelerar más para desactivar el sistema.

    ¿Puede anularse el Sistema ISA?

    Como ya hemos avanzado, sí, puede pausarse o apagarse. Algo que en determinadas circunstancias contribuirá a evitar un peligro mayor que superar el límite de velocidad.

    Pongamos como ejemplo que un conductor está llevando a cabo una maniobra de adelantamiento para superar un camión en una autopista al mismo tiempo que llega a un tramo con una disminución en el límite de velocidad.

    En este caso, el conductor podría anular temporalmente el límite de velocidad más bajo y completar la maniobra a una velocidad más alta pisando más enérgicamente el acelerador para indicar al sistema que el limitador debe desactivarse temporalmente.

    Si el conductor continúa con una conducción por encima del límite de velocidad durante varios segundos, el sistema hará sonar y mostrar una advertencia hasta que el vehículo vuelva a circular por debajo del límite de velocidad. Llegado ese momento, el estado de anulación quedará cancelado y la funcionalidad normal se reanudará.

    Otra de las recomendaciones del ETSC es la inclusión de un interruptor de encendido y apagado del sistema, pues considera que de ese modo la aceptación del mismo entre los usuarios será mayor.

    Para camiones, autobuses y furgonetas, ETSC recomienda un enfoque ligeramente diferente. Los camiones y autobuses ya tienen limitadores de velocidad máxima obligatorios. Estos deben permanecer, acompañados por ISA que es reemplazable a velocidades por debajo del límite de velocidad máxima. ETSC cree que se debe introducir una nueva limitación de velocidad máxima de 100 km/h para las furgonetas, también acompañada de ISA reemplazable para velocidades más bajas.

    Lo que el sistema nunca hará será frenar por sí mismo y será responsabilidad del conductor reducir la velocidad adecuadamente. Si el conductor no aplica los frenos, el vehículo en cualquier caso se ralentizaría naturalmente hasta el nuevo límite de velocidad al reducir la potencia del motor. Este es el equivalente a que el conductor levante su pie del acelerador.

    Lo que el sistema nunca hará será frenar por sí mismo y será responsabilidad del conductor reducir la velocidad adecuadamente

    De igual modo, es el conductor y no el coche quien es responsable de obedecer el límite de velocidad actual en todo momento. La tecnología de reconocimiento de señales de velocidad está mejorando rápidamente y debería ser posible detectar el límite de velocidad actual a un alto nivel de precisión, incluidos los límites de velocidad temporales, los signos digitales, los signos aéreos y similares.

    Del mismo modo, es posible realizar actualizaciones por aire de la información del límite de velocidad almacenada en el coche, especialmente ahora que todos los coches deben tener la tecnología de comunicaciones incorporada necesaria para el sistema eCall.

    En el número de casos en los que el coche limita la velocidad incorrectamente, tanto por exceso como por defecto, será el conductor quien asuma la responsabilidad, por lo que siempre debe permanecer atento a dicha situación.

    Primeros vehículos que incorporaron el Sistema ISA

    Y tú, ¿has tenido ya una experiencia con un vehículo provisto de Sistema ISA?