¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

¿Está el WEC gravemente herido? Vamos de fabricantes

El adiós de Porsche en LMP1 deja cojo el WEC, con Toyota como único fabricante comprometido con la tecnología híbrida.

A pesar de ello, no se puede decir que el campeonato esté en riesgo de caer. Así lo acreditan los movimientos de varios fabricantes.

La marcha de Porsche de la clase LMP1 del WEC ha dibujado un nuevo horizonte en el Mundial de Resistencia, que quizá atraviesa su momento más crítico desde su nacimiento en 2012. Tras años de esplendor con las batallas de Toyota, Audi y Porsche, la realidad es que los prototipos híbridos han llegado a su techo y obligan a FIA y ACO a reinventar el campeonato. La llegada de un calendario de invierno o de los DPi pueden ser un parche hasta 2020, cuando el WEC está convencido de poder contar de nuevo con al menos dos fabricantes en la categoría reina.

Cierto es que el WEC y las 24 Horas de Le Mans no pasan por sus momentos más fáciles, pero la herida no parece tan grave como algunos quieren hacer ver. En cualquier caso y bajo casi cualquier condición, hay distintas propuestas encima de la mesa. Si se opta por seguir con un calendario de invierno y la normativa LMP1-H hasta 2020, parece que Toyota puede tener un programa parcial, lo que daría vía libre a la competencia entre los LMP1-L. Los proyectos de Ginetta y BR Engineering junto a Dallara avanzan y aunque la caída de Perrinn reduce las alternativas, también suenan Alpine e incluso Wirth Research, además de otras estructuras.

En caso de apostar por los DPi o por una suerte de LMP2 vitaminados, el rol de Toyota y de los LMP1-L quedaría en un segundo plano, hasta tal punto que no tendría mucho sentido crear un prototipo LMP1 no híbrido, simplemente por su relación rendimiento/precio. Aunque esta propuesta atentaría contra la fidelidad de algunas estructuras, los DPi tienen muchos aliados y partidarios, hasta tal punto que Mazda o McLaren ya han mostrado su interés. Por debajo de estos quedarían unos LMP2 sin la presencia de fabricantes que a tenor de lo visto este año, son todo un éxito.

Por último está la clase GTE, motivo de grandes alegrías para el WEC. Aston Martin ya trabaja en su nuevo Vantage, coche que debutará en 2018 junto al BMW M8 GTE. La firma de Múnich ingresa en el Mundial de Resistencia por todo lo alto y lo hace a la par de estrenar su renovado BMW M6 GT3, que debutará en los próximos días en Nürburgring. Mientras que la órbita GT3 goza de una gran salud, los programas 'carreras-cliente' empiezan a tomar fuerza en el WEC. Porsche promete intensificar sus esfuerzos y Ford y Ferrari quieren sacar rédito a sus coches en LMGTE-Am. En la banda pueden calentar McLaren, Lamborghini e incluso TVR.

Fotos: Ginetta / Aston Martin Racing

Fuente: Dailysportscar

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto