¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Pebble Beach 2018: los deportivos más caros de las subastas de Monterey

19

La edición 2018 de la Monterey Car Week será recordada por los espectaculares récords obtenidos en las distintas subastas que tuvieron lugar esos días. Os presentamos el top ten de los deportivos clásicos más caros vendidos estos días en Monterey.

Ferrari 500 Mondial Series II.

No hay cita del año con más relumbrón que Pebble Beach. Durante unos días, la península de Monterey se convierte en el foco de atracción para los aficionados a los vehículos clásicos de medio mundo. De manera paralela al Pebble Beach Concours d’Elegance se celebran numerosos eventos en la zona, que congregan a miles de ejemplares de todas las épocas y marcas. Por lo que durante esos días, ese pequeño pedazo de la costa californiana se convierte en la meca para los amantes del automóvil.

Entre los eventos más mediáticos encontramos numerosas subastas, organizadas por las más prestigiosas casas internacionales y varias locales. la naturaleza del evento provoca que cada año podamos encontrar piezas realmente exquisitas, pues los coleccionistas que desean vender sus mejores piezas esperan a estas fechas, ya que son de las subastas más seguidas y promocionadas.

De ahí que sea casi habitual que se establezcan o se batan numerosos récords en Monterey. Y esta edición 2018 no podía ser menos, precisamente con la consecución del más codiciado por todos, el de modelo más caro vendido en subasta, que fue establecido precisamente en Monterey hace 4 años.

Ford GT40 1966.

Las diversas subastas no desmerecieron y las distintas casas participantes contaron con catálogos repletos de raros y valiosos deportivos actuales y clásicos, con algunas piezas de lo más llamativas. En los últimos meses os hemos ido mostrado las más destacadas de estas piezas:

Muchas de estas piezas no se encuentran entre las más caras pero son sin duda alguna de las más raras y llamativas entre los cientos de modelos que salieron a subasta este fin de semana en Monterey. En muchos de los casos con historias de lo más llamativas, como el caso del Ford GT40 que estuvo en el célebre triplete de Ford en Le Mans 1966 o el extraño Porsche 959 que apareció a la venta justo tras sufrir un accidente, con un más que evidente agujero en el frontal que no casualmente no aparecía en la descripción de la casa de subastas.

Ferrari 250 GTO #3413GT.

Entre los más caros debemos destacar precisamente aquellas piezas que lograron batir algún récord durante el evento, como es el caso del nuevo modelo más caro vendido nunca en subasta y que servirá como nueva referencia oficial en la lista de los modelos más caros del mundo. Para ello solo podemos tomar las ventas realizadas en subasta pública precisamente porque las cifras son oficiales y corroborables, algo de lo que carecen las ventas privadas, que resulta imposible comprobarlas y catalogarlas. Además de que en muchos casos ni siquiera tenemos constancia de que se han producido.

El récord absoluto anterior recaía en el Ferrari 250 GTO bastidor #3851GT, por el que se pagaron 38.11 millones de dólares en la edición 2014 de los eventos de Monterey. En estos 4 años, este ejemplar del 250 GTO ha estado cerca de perder su trono, de hecho, ya no era el vehículo más caro en euros (la moneda que se suele emplear como referencia es el dólar estadounidense), sin embargo, oficialmente seguía siendo el líder indiscutible de esta selecta lista.

El vehículo que le ha robado el puesto es precisamente un ejemplar del mismo modelo italiano, el Ferrari 250 GTO bastidor #3413GT. Este ejemplar del GTO fue vencedor en las ediciones 1963 y 1964 de la Targa Florio y tuvo a sus mandos a un grande como Phil Hill. Su precio final fue de 48.405.000 $ o 41.632.765 € al cambio en estos momentos, unos 10 millones de dólares más que el récord anterior.

Duesenberg SSJ ex Gary Cooper.

Además del modelo más caro de la historia también se batieron dos récords más, al deportivo americano y al modelo anterior a la Gran Guerra más caros. Casualmente, ambos récords fueron batidos por el mismo modelo, el precioso y raro Duesenberg SSJ roadster que perteneció a Gary Cooper. La desaparecida marca estadounidense solo fabricó dos unidades con esta rara configuración de batalla corta (corta para sus estándares evidentemente).

Uno de los ejemplares fue a parar a las manos de Clark Gable mientras que el primer propietario del otro ejemplar fue Gary Cooper, que tuvo varios modelos de esta marca en su garaje. El Duesenberg SSJ logró un precio de 22.00 millones de dólares, nada menos que 8.25 millones de dólares más que el anterior modelo americano más caro, el mítico primer ejemplar del Shelby Cobra.

Top ten

Noticias relacionadas

Pebble Beach 2018: los deportivos más caros de las subastas de Monterey
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto