¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es
    • Inicio
    • Diccionario
    • Faro Pixel LED, μAFS y Digital Light: qué son y por qué revolucionan la iluminación

    Faro Pixel LED, μAFS y Digital Light: qué son y por qué revolucionan la iluminación

    Polestar ha anunciado que ofrecerá la tecnología Pixel LED de serie en el Polestar 2.

    La tecnología de la iluminación avanza a pasos agigantados y faros de tipo Xenón o LED comienzan a quedar anticuados a consecuencia de ello. Lo último en seguridad activa es el faro Pixel LED, que va mucho más allá de la simple función de iluminar la carretera.

    A lo largo de la historia, la iluminación de los automóviles ha sufrido una evolución notable y ha ido ofreciendo cada vez mayor seguridad y efectividad a la hora de realizar su cometido. Actualmente, diferentes tipos de luces como la tecnología halógena conviven con el xenón, las ópticas LED e incluso el láser.

    Sin embargo, ninguna de estas resuelve algunos de los problemas históricos de la industria automovilística a la hora de ofrecer a los usuarios de la vía una solución plenamente satisfactoria. La solución definitiva a inconvenientes como el deslumbramiento o las cambiantes circunstancias de la vía llega con la tecnología de LED matricial, pero esta puede incluso llegar un poco más allá.

    Qué es Pixel LED

    Es el caso de la tecnología Pixel LED, desarrollada mediante el proyecto μAFS (micro-Adaptive Front-lighting System) y que cuenta con los faros Digital Light como máxima expresión de la misma.

    Pero vayamos por partes. El proyecto μAFS ha sido desarrollado conjuntamente por OSRAM Opto Semiconductors, Fraunhofer, Hella, Infineon, Daimler y el Ministerio Federal de Educación y Desarrollo de Alemania.

    «Es posible controlar cada punto de luz de forma individual y la distancia entre los píxeles es insignificante»

    Dicho proyecto se basa en la tecnología de LED matricial denominada Pixel LED, que en esencia es un faro inteligente de alta resolución que analiza continuamente las condiciones meteorológicas, de tráfico y conducción. Cada faro delantero cuenta con grupos de 1024 puntos de luz o píxeles que pueden controlarse de manera individual, haciendo posible su adaptación a las circunstancias de manera instantánea y precisa.

    Para resolver el desafío del control y el espacio, se combinan dos chips que normalmente están separados, montándose uno encima del otro. Un chip de silicio con electrónica de accionamiento integrada formaba la base. Encima se coloca un chip LED multipixel de 4x4 mm finamente estructurado, que se encarga de generar la luz.

    La tecnología Pixel LED se adapta al entorno, evitando deslumbramientos o situaciones peligrosas.

    Por lo general, es necesario utilizar como mínimo un cable para cada píxel, es decir, 1024 o más cables para 1024 píxeles. Pero en el μAFS, la energía es suministrada por un número mucho menor de conectores en el chip de silicio, que controlan los píxeles digitalmente.

    Gracias a ello es posible controlar cada punto de luz de forma individual y la distancia entre los píxeles es insignificante en comparación con otros sistemas. En otros sistemas siempre hay un pequeño espacio entre los píxeles, mientras que en μAFS estos espacios son imperceptibles.

    Cómo aprovechar el potencial de la tecnología

    Para maximizar las posibilidades de un faro Pixel LED o μAFS, se utilizan cámaras y sensores que permiten analizar el entorno del vehículo. Estas cámaras son capaces de distinguir entre objetos estacionarios, como pilares y señales de tráfico, y objetos en movimiento, como vehículos que circulan delante o tráfico que se aproxima.

    La computadora central del vehículo es la encargada de procesar la información y determina el patrón del haz. Una unidad de control envía este patrón al chip de silicio en el faro, que luego transmite la información a las fuentes de luz multipíxel. El flujo de bits que recibe el chip de silicio determina cuánta energía se suministra a cada punto de luz y, por lo tanto, si debe estar encendido o apagado.

    Ventajas de Pixel LED

    Toda esta tecnología combinada permite ofrecer al conductor y al resto de usuarios de la vía importantes ventajas, especialmente durante la conducción nocturna:

    • A altas velocidades, el alcance del haz de luz aumenta automáticamente.
    • En la ciudad, la distribución de la luz es más amplia, lo que mejora la seguridad al iluminar mejor la carretera, la acera y las áreas periféricas.
    • Su funcionamiento es completamente electrónico, sin necesidad de activadores mecánicos.
    • Gracias al haz completo sin deslumbramientos, el conductor podrá disfrutar de la mejor iluminación nocturna sin afectar de forma negativa a los demás.
    • Para los conductores, esto es una clara ventaja de cara a la percepción y contribuye a la reducción del riesgo de accidentes al conducir por la noche.
    • En todo momento, y en función de las circunstancias, el conductor obtiene de manera automática la máxima y mejor iluminación posible, sin necesidad de utilizar luces de corto o largo alcance, sistema cornering o cualquier otro tipo de sistema.

    Digital Light

    La tecnología Digital Light parte del proyecto μAFS de faros Pixel LED y va un paso más allá, combinando el excepcional rendimiento lumínico y la personalización propia del sistema con una forma de asistencia a la conducción pionera.

    En el faro de calidad HD hay un chip en funcionamiento con más de un millón de microrreflectores, es decir, un total de más de dos millones por vehículo. Las cámaras y los sistemas de sensores del vehículo detectan a otros usuarios de la carretera, mientras que potentes ordenadores evalúan los datos y los mapas digitales de navegación en milisegundos, dando a los faros los comandos para la mejor adaptación posible de la distribución de la luz en todas las situaciones.

    Ola Källenius, CEO de Daimler, explica el funcionamiento del sistema Digital Light.

    Pero, además, el sistema incluye la posibilidad de proyectar símbolos en la carretera en calidad HD. Esto no sólo proporciona información al conductor directamente en su campo de visión, sino que también podría hacer posible la comunicación con el entorno.

    Ejemplos de ello son las líneas de guía proyectadas al conducir por un sitio en obras. Dos estelas de luz correspondientes a todo el ancho del automóvil se proyectan en el propio carril del conductor, permitiendo una óptima orientación.

    La marca de peatón extendida se proyecta cuando el sistema detecta un peatón en la zona de peligro cercana a la carretera. Aparece una flecha apuntando hacia ellos en la superficie de la carretera y a esto se suma la marca ya hecha por el asistente de luces altas adaptables.

    Un último ejemplo es la marca de distancia, una función que ayuda al conductor a establecer la proximidad estándar adecuada para determinadas situaciones.