Motor.es

Opinión​El chico que retirará a Fernando Alonso

El piloto español cumplirá el próximo 29 de julio 35 años y, aunque no ha perdido en absoluto la motivación ni la determinación en pista -por mucho que Johnny Herbert intentara convencernos de los contrario-, un joven piloto llama a la puerta con la intención de retirarle.

8 min. lectura

Publicado: 24/04/2016 10:00

“Fue mi gran contrincante, una leyenda. Alguien tenía que ponerle freno”. Así definió hace unos meses Fernando Alonso al que considera el rival más duro que ha tenido: Michael Schumacher. Cuando el español debutó en la Fórmula 1 de la mano de Minardi, Michael contaba con tres títulos mundiales en su haber y Fernando vio en primera persona como ‘El Kaiser’ se hacía con el cuarto ese mismo año. Luego vinieron tres más, dejando el récord absoluto en siete entorchados mundiales. Fernando Alonso formaba parte de una generación rebosante de talento en la que también destacaba Kimi Räikkönen y que quería destronar al Rey absoluto de la Fórmula 1.

"Faltaba algo: ganar un título frente al gran campeón, un título que tendría un significado especial"

Renault era un equipo en alza y, ya en 2005, alcanzó la madurez total, poniendo a Alonso en disposición de luchar por el título mundial. Ese año Schumacher no fue su rival, lastrado por un Ferrari calzado con Bridgestone que no fue capaz de adaptarse a la normativa de neumáticos que obligaba a completar toda la carrera con un solo juego. Fernando y Kimi se jugaron, por tanto, el título de ese año, con victoria final para el español.

Calcula ahora el precio de tu seguro de coche

¡Infórmate!

Pero faltaba algo: ganar un título frente al gran campeón, un título que tendría un significado especial. Y en 2006 se presentó la ocasión de vencer a Michael Schumacher cara a cara, extendiendo a toda la temporada la épica lucha que Fernando y Michael protagonizaron en 2005 en Imola. Schumacher contaba con 37 años y era el momento de enseñarle el camino de salida: retirarle de la Fórmula 1. Y así fue.

El relevo

"Fue genial, una actuación destacada para un debutante. No es fácil saltar en un coche de Fórmula 1 y lograr un resultado inmediatamente. Fue una carrera difícil con una complicada primera vuelta, con muchos contactos y él los evitó todos. La clasificación también fue difícil, fue complicado con el formato que había, pero de nuevo lo hizo bien. Tiene un gran futuro por delante. Así definió Fernando Alonso la primera experiencia de Stoffel Vandoorne en la Fórmula 1 en el pasado Gran Premio de Bahrein.

El piloto belga es uno de los señalados como futuro Campeón del Mundo de Fórmula 1 junto a Max Verstappen y, quizá, Pascal Wehrlein. Pero, mientras los dos últimos ya cuentan con un asiento titular y permanente en la categoría, el protegido de McLaren aún deberá esperar unos meses más para conseguirlo, presumiblemente en lugar de Jenson Button en 2017. Quienes le conocen bien dicen de él que ya lleva tiempo preparado para dar el paso. Que es, a todas luces, un piloto de Fórmula 1 con la madurez y conocimientos necesarios para rendir como es debido. Y en Bahrein tuvimos una muestra de ello.

Última parada

Parece bastante evidente que Fernando Alonso está en McLaren para quedarse hasta el día en el que decida abandonar la Fórmula 1 y, como él mismo ha dejado claro en varias ocasiones, no mirar atrás. No sólo porque el español esté firmemente decidido a triunfar con el proyecto conjunto con Honda, sino porque los equipos punteros de la parrilla conforman proyectos de futuro con pilotos que ofrezcan garantías a largo plazo. Ni Mercedes, ni Ferrari, ni Red Bull van a construir un nuevo proyecto -o continuar el existente- con un piloto que no represente el futuro durante los próximos cinco o diez años. Hamilton, Rosberg, Vettel y Ricciardo son el presente y el futuro pasa por Verstappen, Sainz, Kvyat, Wehrlein… y Vandoorne. Todos ellos -y algunos más que vendrán- son los elegidos para liderar la categoría.

Es muy posible que Alonso siga siendo el mejor piloto de la parrilla, es complicado de asegurar dadas las circunstancias y el coche con el que tiene que competir cada fin de semana pero, como hemos visto tras el revuelo que formó Johnny Herbert, pocos dudan de que así pueda ser. Pero, siendo honestos, es igualmente complicado predecir por cuánto tiempo conservará el español la plenitud de sus facultades al nivel que exige una confrontación por el título con Lewis Hamilton, Sebastian Vettel o, incluso, Daniel Ricciardo. Eso lo saben los equipos que aspiran a ganar y buscan a pilotos que les garanticen un rendimiento acorde a las exigencias del objetivo marcado, a largo plazo.

"No serán Hamilton, ni Vettel quienes retiren a Alonso: será Vandoorne"

McLaren también lo sabe y Vandoorne es su apuesta, es el piloto que tiene que crecer junto al maestro y quien debe, en unos años, retirarle como el español hizo con Michael Schumacher. Antes, como ahora, es evidente que hay muchos matices y que la decisión de un piloto de dejarlo depende de muchas otras cosas. Pero, en esencia, lo que empuja a un piloto a colgar el casco es comprobar que su relevo ha llegado.

Schumacher era el referente absoluto hasta que llegaron Alonso y Räikkönen. En cierto modo, Alonso sigue siendo ‘El Jefe’ de esta parrilla, aunque no sea el piloto con más títulos ni luche por victorias desde hace años. A pesar de eso, todos saben que él es el referente, quien ocupa el trono.

No serán Lewis Hamilton, ni Sebastian Vettel quienes retiren a Fernando Alonso. Ni siquiera Max Verstappen o Daniel Ricciardo. Será Stoffel Vandoorne y será por una sencilla razón: Alonso no va a marcharse de McLaren a estas alturas de su carrera deportiva y Vandoorne es el elegido por McLaren para liderar el proyecto cuando el belga demuestre con su rendimiento que es el momento de que Fernando cumpla su sueño de competir en Le Mans. Ley de vida.

Fotos: McLaren

Pixel