¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    GP AustraliaMercedes explica los daños del coche de Hamilton y las causas de su estrategia

    David Plaza
    David Plaza6 min. lectura

    El vigente campeón del mundo no fue capaz de plantar cara a Valtteri Bottas y tuvo problemas para contener a Max Verstappen.

    Posteriormente, Mercedes detectó daños en el coche del inglés, que además tuvo que hacer frente a una estrategia discutible.

    Mercedes vivió un primer fin de semana espectacular en Melbourne con motivo del primer Gran Premio de la temporada, en el que tras copar la primera línea en la clasificación, consumó un doblete en carrera.

    Sin embargo, Lewis Hamilton no terminó del todo satisfecho tras haber conseguido la pole, pero no haber podido contener el implacable ritmo de carrera de Valtteri Bottas, que ganó la carrera con más de 20 segundos de ventaja.

    Una de las posibles causas de dicho margen, además de una excepcional salida por parte del finlandés que le colocó en cabeza en los primeros metros de la prueba, fueron los daños detectados en el coche de Hamilton, que desde la vuelta 4 tuvo que hacer frente a una descompensación aerodinámica.

    James Vowles, jefe de estrategia de Mercedes, ha explicado que “en la inspección del coche de Lewis (Hamilton) tras la carrera, vimos algunos daños en lo que llamamos el área de sellado del neumático. Vimos la fibra de carbono rota justo delante del neumático trasero, en el suelo. Esta zona es muy sensible aerodinámicamente hablando, tanto para la carga aerodinámica como para el equilibrio del coche. Pensamos que ocurrió al pasar por los pianos”, comentó.

    Esa zona del suelo del coche incluye ranuras y cortes que contribuyen a controlar las turbulencias creadas por el neumático trasero, permitiendo con ello mantener los laterales del difusor sellados para que dichas turbulencias no alteren el recorrido del canal inferior de aire que circula por él. Al romperse, el rendimiento del coche y su equilibrio se vieron afectados.

    La estrategia

    Pero ese no fue el único problema de Hamilton, que tuvo que hacer frente a un último relevo muy largo con los neumáticos medios tras parar en la vuelta 15 para protegerse de Sebastian Vettel, que se había detenido en boxes en el giro anterior.

    “Lewis hizo un relevo muy largo con el neumático medio tras cubrirse de la parada temprana de Vettel, por lo que ya tuvimos que gestionar los neumáticos significativamente, afectando a su progreso durante la carrera”, admitió Vowles. “Los daños en el suelo no ayudaron, causaron que la zaga fuera más inestable de lo normal y Lewis hizo un trabajo fantástico al llevar ese coche hasta el final de la carrera”.

    La vuelta de salida de Vettel fue ya un poco más rápida que la de Lewis con el compuesto medio en proceso de calentamiento

    Valtteri Bottas, que rodaba unos segundos por delante, alargó su relevo inicial hasta la vuelta 23, sacando el máximo partido de sus neumáticos blandos y de la pista libre. En cambio, Hamilton tuvo problemas para contener a Max Verstappen en las últimas vueltas, tras llegar a la altura del Mercedes con neumáticos frescos después de haber parado diez vueltas más tarde que el inglés.

    “En aire libre, Vettel fue muy, muy rápido. Ferrari se cubrió con éxito de cualquier intento de ‘undercut’ de Verstappen, pero también comenzaron a entrar en la ventana de Lewis muy rápidamente. Su vuelta de salida fue ya un poco más rápida que la de Lewis con el compuesto medio en proceso de calentamiento. Eso significaba que, en la segunda vuelta, iba a ser cada vez más y más rápido”, razonó el ingeniero británico.

    Lewis Hamilton es perseguido por Sebastian Vettel, que más tarde perdió ritmo y opciones de podio.

    Vowles justifica la parada temprana de Hamilton, ya que su segunda posición corría peligro. “Había un riesgo real de de adelantamiento por parte de Vettel, optamos por asegurarnos de estar cubiertos parando a Lewis y dándole suficiente tiempo en pista como para lidiar con el calentamiento de los neumáticos nuevos, y entender lo que podría hacer en cuanto a gestión de los mismos para mantener la distancia con Vettel”, concluyó.

    De no haber reaccionado Hamilton a la parada temprana de Vettel, ¿habría compensado la pérdida inicial con un ritmo constante más elevado como en el caso de Bottas, consiguiendo además un final de carrera más competitivo con neumáticos menos castigados? Esa es la principal duda que deja la explicación de Mercedes.

    Fotos: Mercedes AMG F1