GP Australia Hamilton terminó la carrera con el suelo del Mercedes W10 roto

  • El piloto británico perdió la primera posición en la arrancada y en ningún momento pudo plantar cara a su compañero de equipo.
  • Valtteri Bottas se llevó la victoria con más de 20 segundos de ventaja, pero Mercedes confirmó posteriormente daños en el coche de Hamilton.

Lewis Hamilton tenía el fin de semana controlado hasta el momento, pero cuando el semáforo se apagó para dar inicio al Gran Premio, las cosas cambiaron radicalmente para el piloto británico, que fue ampliamente superado por su compañero de equipo.

Valtteri Bottas arrancó mejor que Hamilton, tomando la primera posición e imprimiendo rápidamente un ritmo inalcanzable para su oponente, que pronto comenzó a preocuparse más de lo que había por detrás. “Tengo algunas ideas de dónde se nos ha ido nuestro ritmo, pero primero voy a analizarlas con mis ingenieros. Perder la primera posición al comienzo de la carrera ha sido algo frustrante, porque había tenido un buen fin de semana hasta el momento. Tengo que trabajar más las salidas, no tuve problemas, simplemente no lo hice bien. Así son las carreras, tengo que seguir trabajando”, reconoció Lewis Hamilton al término de la prueba.

La preocupación del equipo por Sebastian Vettel propició que al parar el alemán en boxes en la vuelta 14, Hamilton hiciera lo mismo en la 15, obligando al británico a gestionar sus neumáticos durante el resto de la prueba y sufrir el acoso de Max Verstappen en las últimas vueltas, que había esperado para detenerse en boxes y poder así tener neumáticos más frescos al final.

Todo ello contribuyó al dominio de Valtteri Bottas, al que Hamilton reconoció su gran labor. “Ha sido un buen fin de semana para el equipo, por lo que estoy contento por todos, ya que han hecho un gran trabajo. Valtteri ha realizado una carrera magnífica y se ha merecido esta victoria. Tenemos algo de trabajo que hacer, pero es un gran comienzo de año, mejor de lo que podíamos esperar”, comentó.

Sin embargo, minutos después de la finalización de la prueba, Mercedes desveló que el suelo del coche de Hamilton había sufrido daños, perdiendo una parte del mismo delante de la rueda trasera izquierda. Dicha zona incorpora varios cortes y perfiles que controlan las turbulencias generadas por la rueda y permiten un mejor sellado de los laterales del difusor, un elemento vital en la generación de carga aerodinámica de todo monoplaza.

Fotos: Mercedes AMG F1

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto