¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    La clave del dominio de Mercedes: el motor y las curvas lentas

    El medio alemán Auto Motor und Sport ha tenido acceso a los datos de GPS de Mercedes y Red Bull en Silverstone y Hungaroring.

    En dicho estudio, se puede comprobar como el Mercedes consigue más velocidad punta en la parte final de las rectas y en las curvas lentas.

    Por su parte, el Red Bull cuenta con una extraordinaria tracción y paso por curva de media y alta velocidad.

    Uno de los grandes debates de la temporada está siendo la rivalidad entre Mercedes y Red Bull y, hasta qué punto, el propulsor de los alemanes les permite ser la referencia en la parrilla. Red Bull afirma que su chasis está al mejor nivel e, incluso, podría ser el mejor, mientras Mercedes aboga por un monoplaza completo y brillante en todos los aspectos como base de su éxito. Lo cierto es que, tras la información publicada por Auto Motor und Sport, ambas afirmaciones pueden darse como válidas.

    El medio alemán ha tenido acceso a los datos del GPS de las vueltas de clasificación de Lewis Hamilton y Max Verstappen en el Gran Premio de Gran Bretaña disputado en Silvertone, así como a las de Nico Rosberg y Daniel Ricciardo en Hungaroring. El primero es un circuito rápido y repleto de curvas rápidas en las que la aerodinámica es vital, pero también cuenta con tramos lentos en los que la tracción y el agarre mecánico juegan su papel.

    Plano de Silverstone en el que se pueden ver la comparativa de velocidades punta en cada zona, realizado por Auto Motor und Sport.

    Hungaroring es, en cierto modo similar, pero con una velocidad media muy inferior. El circuito húngaro posee muchas curvas de radio largo en las que la aerodinámica influye, pero su velocidad inferior minimiza en cierto modo el papel de la misma en el total de la vuelta y, junto con las escasas rectas, permite a los equipos adoptar una configuración de alta carga aerodinámica aún a riesgo de penalizar la velocidad punta

    Tras analizar todos los datos, se puede llegar a la conclusión de que Mercedes cuenta con notable ventaja en la segunda mitad de las rectas, cuando entra en vigor la parte híbrida del propulsor -recuperador de energía cinética (MGU-K) y recuperador de energía térmica (MGU-H)-, permitiendo a Hamilton y Rosberg contar con un plus de velocidad punta. Por el contrario, tanto el Red Bull como el Renault aguantan muy bien en la aceleración inicial, demostrando que, tanto en tracción como en potencia inicial, no tienen nada que envidiar a sus competidores.

    Los datos de la telemetría extraída del GPS dejan clara la supremacía del Mercedes a alta velocidad, en la que su propulsor estira un poco más que el Renault de Red Bull. También consigue mantener más velocidad en las curvas lentas, recuperando el monoplaza austriaco una parte en las curvas rápidas. Fotografía: Auto Motor und Sport.

    Otra de las conclusiones que extraemos del excelente trabajo realizado por Auto Motor und Sport es que Red Bull cuenta con un conjunto chasis-aerodinámica superior al de Mercedes en curvas de media y alta velocidad, algo que se puede ver muy bien en Becketts, Chapel y Stowe, tres virajes rápidos de Silverstone en los que Verstappen recupera la velocidad perdida con Hamilton y llega incluso a superarle a la salida de las mismas. Mercedes, en cambio, cuenta con un excelente agarre mecánico a baja velocidad, consiguiendo mayor velocidad respecto a Red Bull en las curvas lentas.

    En definitiva, cada uno tiene sus puntos fuertes y ambos cuentan con un conjunto brillante en todos los aspectos, Mercedes acompaña un excelente chasis con un motor superior, mientras Red Bull exprime un monoplaza algo mejor trabajado aerodinámicamente. Un duelo que, de confirmarse la línea ascendente iniciada por Renault, promete ser fantástico en 2017.

    Fotos: Red Bull Content Pool / Auto Motor und Sport

    Fuente: Auto Motor und Sport