¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Fernando Alonso, resistencia de un gran campeón

El asturiano cierra su etapa con Toyota en el Mundial de Resistencia con su segundo triunfo en las 24 Horas de Le Mans.

Fernando Alonso, Sébastien Buemi y Kazuki Nakajima, pilotos del Toyota #8, son los nuevos campeones del mundo de resistencia.

Fernando Alonso, la resistencia de un gran campeón
Fernando Alonso se ha proclamado campeón del mundo de resistencia junto a Sébastien Buemi y Kazuki Nakajima.

Fernando Alonso Díaz es nuevo campeón del mundo de resistencia. El piloto español ha puesto el broche de oro a su etapa en el WEC certificando junto a Sébastien Buemi y Kazuki Nakajima el título. Y no lo ha hecho de una forma cualquiera, toda vez que Alonso y sus compañeros han logrado la victoria por segundo año consecutivo en las 24 Horas de Le Mans a los mandos del Toyota TS050 Hybrid con dorsal #8. Final perfecto a una historia que, por ahora, acaba con un punto y seguido. No obstante, el asturiano ha insistido en más de una ocasión que volverá al Mundial de Resistencia.

Renovarse o morir. Con este mantra en su cabeza, Fernando Alonso decidió dar continuidad a su trayectoria deportiva lejos de la Fórmula 1. Sin opciones de luchar por grandes objetivos en la categoría reina, el ovetense puso su mirada en otras disciplinas. Alonso firmó por Toyota a finales de 2017 para formar parte del equipo oficial de la marca japonesa en el WEC, sabedor del gran reto que tenía por delante. Sin experiencia previa al volante de un LMP1, el dos veces campeón del mundo de Fórmula 1 se lanzó a la aventura de hacerse un nombre en el mundo de la resistencia, paso indispensable hacia la triple corona.

Dieciocho meses después, Fernando Alonso ha ganado en dos ocasiones las 24 Horas de Le Mans, además de proclamarse campeón del mundo de resistencia junto a Sébastien Buemi y Kazuki Nakajima. Un éxito forjado en la superioridad de Toyota y del TS050 Hybrid, pero también en la metódica preparación que ha seguido el asturiano para ser competitivo desde el primer instante. A pesar de llegar con tres títulos de campeón del mundo -uno de karting y dos de Fórmula 1- al WEC, Alonso inició su andadura en el certamen como un 'rookie', ganándose con su trabajo a sus compañeros.

Fernando Alonso, la resistencia de un campeón
Alonso cierra su etapa en el WEC con cinco victorias (Spa x2, Sebring y Le Mans x2) y dos segundos puestos.

Con todo, la eclosión de Fernando Alonso en el WEC ha estadocimentada en grandes éxitos desde el primer instante. No obstante, Alonso debutó con victoria en las 6 Horas de Spa, cita que daba el pistoletazo de salida a la temporada 2018-19 del WEC. Si bien en la ronda belga su rendimiento no destacó por encima del mostrado por Sébastien Buemi o Kazuki Nakajima, el asturiano puso los cimientos de su primer gran recital en el campeonato al volante del Toyota #8. Un recital que llegó apenas semanas después, en una enorme demostración de talento y pilotaje en la noche de Le Mans.

La victoria del Toyota #8 en las 24 Horas de Le Mans de 2018 tuvo en Fernando Alonso su gran artífice. El stint que marcó el asturiano bajo las estrellas en La Sarthe quedó grabado en las retinas de los aficionados. Alonso lograba así su primera victoria en Le Mans, además de su segundo paso hacia la triple corona. Un triunfo histórico también para Toyota, toda vez que la firma nipona conquistaba por primera vez las 24 Horas de Le Mans tras décadas de intentos infructuosos. Fernando Alonso, Sébastien Buemi y Kazuki Nakajima inscribían así sus nombres en letras doradas en la historia de la marca.

Uno de los pocos tragos amargos de la temporada de Fernando Alonso en el WEC llegó en las 6 Horas de Silverstone. El Toyota #8 se imponía en primer término, pero los dos TS050 Hybrid terminaban por ser descalificados por una irregularidad técnica. Perdía así su tercer triunfo en el Mundial el piloto asturiano, resultado que a la postre le ha impedido firmar un pleno de podios en el campeonato. Tampoco fue fácil la gira asiática del certamen, toda vez que el Toyota #7 superó al equipo de Alonso en Fuji y Shanghái, en ambos casos con la lluvia como protagonista.

Con el cambio de año, Alonso, Buemi y Nakajima se han desquitado de su 'mala' relación con la lluvia. No obstante, los pilotos del Toyota #8 ganaron las 1.000 Millas de Sebring bajo el diluvio, además de ganar por segunda vez las 6 Horas de Spa tras sobrevivir a la lluvia, la nieve o el granizo. Un triunfo que unido a los problemas del Toyota #7 dejó visto para sentencia un mundial de resistencia que se ha definido en Le Mans. La segunda victoria de Alonso, Buemi y Nakajima en La Sarthe ha certificado el título y el final de una etapa para Alonso. ¿Cuál será el próximo reto del cuatro veces campeón del mundo?

Fotos: Toyota Gazoo Racing

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto