Logo Motor.es

¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
  • Inicio
  • Diccionario
  • Qué es el ralentí y qué te puede contar sobre el estado de tu vehículo

Qué es el ralentí y qué te puede contar sobre el estado de tu vehículo

David Plaza
David Plaza
5 min. lectura
El ralentí es el número de revoluciones a las que gira el motor cuando el vehículo está parado. Imagen: Freepik

Este estado de funcionamiento a velocidad mínima sin carga, aunque aparentemente simple, desempeña un papel fundamental en diversos aspectos del rendimiento de un vehículo.

El ralentí es una fase técnica que demanda atención. Su comprensión permite evaluar su impacto en aspectos como la eficiencia del combustible y la durabilidad del motor. En este artículo, vamos a explicar qué es el ralentí, proporcionando una visión objetiva de su papel en el funcionamiento de los vehículos con motores de combustión.

Que es el ralentí

El ralentí es el régimen mínimo de revoluciones por minuto (RPM) a las que se ajusta un motor de combustión para permanecer en funcionamiento de forma estable sin necesidad de accionar un mecanismo de aceleración o entrada de carburante.

En otras palabras, es la velocidad a la que el motor funciona cuando el coche está parado y el conductor no está presionando el pedal del acelerador.

El ralentí es importante para mantener algunos sistemas del coche, como el circuito de lubricación, la refrigeración o el sistema eléctrico. El ralentí puede variar en función de las circunstancias, pero en general se mantiene entre 700 y 1.300 rpm.

El ralentí de mi coche está más alto al arrancar en frío

Es normal que el ralentí de un coche esté más alto cuando se arranca en frío. Esto se debe a que, en esas circunstancias, el motor necesita más combustible para funcionar correctamente.

El ralentí alto ayuda a que el motor se caliente más rápido y alcance la temperatura de funcionamiento normal. Una vez que el motor alcanza la temperatura de funcionamiento adecuada, el ralentí debería bajar a su nivel normal.

Si el ralentí no baja después de unos segundos, puede ser un signo de mal funcionamiento del sistema.

Un ralentí inestable indica un problema en el motor. Imagen: Freepik

¿Qué posibles averías pueden alterar el ralentí de un coche?

Hay varias averías que pueden alterar el ralentí de un coche. Algunas de las causas más comunes son:

  • Válvula de control de aire inactivo defectuosa: esta válvula regula el flujo de aire mientras el motor está al ralentí. Cuando está defectuosa, puede provocar que el vehículo acelere por sí solo.
  • Bujías defectuosas: las bujías son responsables de encender la mezcla de aire y combustible en el motor. Si están defectuosas, pueden provocar que el motor funcione de manera inestable y que el ralentí sea irregular.
  • Filtro de aire sucio: es responsable de mantener limpio el aire que entra en el motor. Pero si el filtro está sucio u obstruido, el motor no recibirá la cantidad adecuada de aire y su funcionamiento se volverá inestable.
  • Sensor de temperatura defectuoso: le indica a la computadora del coche cuánto calor está generando el motor. Si está defectuoso, puede enviar información incorrecta a la computadora y provocar que el ralentí sea irregular.
  • Manguera de vacío rota o desconectada: las mangueras de vacío son responsables de administrar el vacío en el motor. Si están rotas o desconectadas, pueden provocar un funcionamiento irregular que también afectará al ralentí.
  • Distribuidor defectuoso: el distribuidor es responsable de administrar la corriente eléctrica a las bujías. Si está defectuoso, es muy probable que afecte al ralentí.

Si experimentas un ralentí inestable, es recomendable llevar el coche a un mecánico para que lo revise y determine la causa exacta del problema.

Últimas noticias

¿Quieres saber más? No te pierdas estos artículos relacionados con el término Motor, Motores