Motor.es

Qué son el bar y el PSI; diferencias y cómo afecta la presión de aire a los neumáticos

La presión de los neumáticos suele medirse en bar o en PSI, Esta resulta vital para una buena conservación de los mismos y varía en función del modelo de rueda y vehículo.

Qué son el bar y el PSI; diferencias y cómo afecta la presión de aire a los neumáticos
La presión de los neumáticos puede medirse en bares o en PSI. Foto: Freepik

7 min. lectura

Publicado: 22/12/2022 13:43

Actualizado: 22/12/2022 13:57

El mal estado de los neumáticos es la principal causa de accidentes de tráfico por defectos técnicos en un vehículo. Y, para circular con las ruedas en buenas condiciones, resulta imprescindible llevar la presión adecuada.

Realizar un chequeo mensual de la presión de los neumáticos es la mejor manera de alargar la vida de los neumáticos. Cada vehículo incluye una recomendación del fabricante acerca de la presión que los neumáticos deben llevar. Esta se mide en bares o PSI. ¿No sabes qué es cada cosa? Te lo contamos.

Qué es un bar

El bar es una unidad de medida de presión utilizada en el sistema métrico y es definido como la presión que ejerce una fuerza de 1 newton sobre una superficie de 1 metro cuadrado.

Calcula ahora el precio de tu seguro de coche

¡Infórmate!

El bar se utiliza comúnmente para medir la presión de gases y vapor, así como para medir la presión atmosférica. También se utiliza para medir la presión de los neumáticos de los vehículos, en la industria de la ingeniería y en otras aplicaciones donde es necesario medir la presión de fluidos.

La presión de los neumáticos debe mantenerse en los niveles adecuados para garantizar una conducción segura y reducir el consumo de combustible

El bar no es la única unidad de medida de presión utilizada en el sistema métrico. Otros ejemplos de unidades de medida de presión incluyen el pascal (Pa), el kilopascal (kPa) y el megapascal (MPa).

Qué es un PSI

PSI es la abreviatura de «pound-force per square inch», que en español se traduce como libra-fuerza por pulgada cuadrada. Es una unidad de medida de presión utilizada principalmente en los Estados Unidos y en algunos otros países que utilizan el sistema imperial de unidades.

El PSI se utiliza comúnmente para medir la presión de los neumáticos de los vehículos, así como para medir la presión de otros gases y fluidos en aplicaciones industriales. También se utiliza para medir la presión atmosférica y para realizar pruebas de presión en diversos equipos y componentes.

Tal y como ocurre con el bar, el PSI no es la única unidad de medida de presión utilizada en el sistema imperial de unidades. Otros ejemplos de unidades de medida de presión incluyen la libra por pulgada cuadrada (lb/in²) y la pulgada de columna de agua (inH2O).

Calculadora para convertir PSI a bar y bar a PSI

Equivalencia entre bar y PSI

La equivalencia entre bar y PSI depende de la magnitud de la medida de presión. 1 bar es equivalente a 14,50377 PSI, mientras que 1 PSI es equivalente a 0,06894757 bar. Esto significa que un bar es aproximadamente 14,50377 veces más grande que un PSI.

Esta equivalencia es aproximada y puede variar ligeramente debido a factores como la temperatura y la humedad. Por lo tanto, es recomendable utilizar tablas de conversión o calculadoras en línea como la de Motor.es para obtener resultados precisos.

El bar y el PSI son ambas unidades de presión, pero hay muchas otras. Foto: Freepik

La unidad de presión más comúnmente utilizada es el pascal (Pa), que es equivalente a 1 newton por metro cuadrado (N/m²). 1 bar equivale a aproximadamente 100.000 pascales (Pa). Por lo tanto, se puede decir que 1 bar es igual a 100.000 N/m².

1 PSI es equivalente a aproximadamente 6894,757 pascales (Pa), lo que significa que un PSI es aproximadamente 6894,757 veces más pequeño que un pascal. Esto nos lleva a afirmar que un PSI es igual a 6894,757 N/m².

Cómo comprobar la presión de los neumáticos

Para comprobar la presión de los neumáticos de un coche, debes seguir los siguientes pasos:

  1. Intenta medir la presión de los neumáticos en frío. Si no es posible, añade 0,2 bares a la medida recomendada por el fabricante.
  2. Mantén el coche estacionado, con el freno de mano accionado y el motor apagado.
  3. Verifica la presión recomendada por el fabricante, que se encuentra en el marco interior de la puerta del conductor o en el tapón del depósito de combustible. Ten en cuenta que la presión puede variar según la medida del neumático y el peso que lleves habitualmente (personas y carga).
  4. Quita el tapón de la válvula del neumático de la primera rueda a revisar y colócalo en un lugar seguro.
  5. Conecta la manguera de aire a la válvula del neumático y asegúrate de que está bien sujeta y no pierde aire.
  6. Verifica la presión del neumático que indica la máquina o el manómetro.
  7. Ajusta la presión según las necesidades del neumático. Si hay un exceso de presión (recuerda sumar 0,2 bares si el neumático está caliente), quita aire. Si le falta, añade aire al neumático.
  8. Retira la manguera de aire y vuelve a colocar el tapón de la válvula.
  9. Repite el proceso con el resto de neumáticos, incluyendo la rueda de repuesto.

La presión de los neumáticos debe mantenerse en los niveles adecuados para garantizar una conducción segura y reducir el consumo de combustible. Por lo tanto, es recomendable revisar la presión de los neumáticos regularmente y ajustarlos si es necesario.

Compártela en:

Pixel