¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

GP Estados UnidosHamilton vuelve a clavar su pica en Austin

El campeón del mundo consuma su quinta victoria en su circuito predilecto y recorta 7 puntos a Rosberg, que fue segundo por delante de Daniel Ricciardo.

Brillantes actuación de los españoles Sainz y Alonso: quinto el asturiano y sexto el madrileño.

Lewis Hamilton logró su victoria número 50 en Fórmula 1 por delante de Nico Rosberg y de Daniel Ricciardo, en una carrera en la que los pilotos españoles fueron los que pusieron el picante y el espectáculo, con permiso de los fallos de Verstappen y Ferrari con Kimi Räikkönen.

Alonso y Sainz vivieron una lucha entre buenos amigos, que acabó con el asturiano en una brillante quinta posición y el madrileño en una sexta plaza que iguala su mejor resultado histórico en la Fórmula 1 que ya consiguió en Montmeló.

Novedad: Hamilton sale bien

Ya es noticia que Lewis Hamilton saliera bien, aunque no tanto su compañero Nico Rosberg que se vio sobrepasado por Daniel Ricciardo en la primera vuelta. En la salida hubo el primer momento de tensión entre los españoles, ya que Carlos Sainz y Fernando Alonso se tocaron aunque sin mayores consecuencias. Quien sí tuvo más problemas fue Sergio Pérez, que no dudó en criticar a Daniil Kvyat al grito de "vaya idiota" por embestirle. El que más se vio afectado fue Nico Hülkenberg, que por un toque con Valtteri Bottas se tuvo que abandonar, además de provocar un pinchazo al propio piloto de Williams.

La guerra estratégica entre Red Bull y Mercedes empezó muy pronto. Nico Rosberg apostó por montar neumáticos medios para aguantar más que nadie en pista, mientras Lewis Hamilton montó blandos en la primera parada. A Daniel Ricciardo no le valió entrar antes a boxes para hacer el undercut, y Hamilton aguantó sin mayores dificultades primero.

Error y abandono de Verstappen

En las segundas paradas en boxes cambiaron las tornas. Red Bull volvió a ser protagonista, primero por Daniel Ricciardo y después por Max Verstappen. El australiano montó neumáticos medios para intentar llegar hasta el final, mientras que el joven holandés pifió al entrar sin avisar a sus mecánicos, que no estaban preparados.

Este fallo, que ya le hizo perder bastante tiempo, no fue nada comparado con lo que le iba a pasar a continuación: el motor Renault (Tag Heuer) de su Red Bull empezó a petardear, hasta que lo pudo detener al fondo de una escapatoria. El holandés provocó, sin querer, un cambio en las posiciones de arriba, ya que tanto Hamilton como Rosberg y Ricciardo entraron en boxes a montar nuevos neumáticos medios, pero el de Red Bull perdió la segunda plaza en ese impás.

Ferrari vuelve a hacer el ridículo

Cuando se estaban estabilizando las posiciones, Kimi Räikkönen entró a hacer su tercera parada en boxes para intentar asentar su 'top 5', pero el mecánico del neumático trasero derecho no colocó bien la rueda, se quedó enganchada la pistola y le obligaron a parar al fondo del pit lane. La reacción del finlandés, muy enfadado, fue dar marcha atrás en el pitlane, una acción muy peligrosa, antes de retirarse con gestos de pocos amigos.

Una de las consecuencias de este abandono fue que Carlos Sainz se aupó a la quinta posición, que tuvo que pelear a cara de perro durante casi 15 vueltas con Felipe Massa a su rueda, mientras Fernando Alonso intentaba aguantar el séptimo puesto.

Sainz y Alonso aplastan a Massa

La pelea de Sainz por resistir a Massa, mientras este a su vez miraba por los retrovisores para ver si Alonso le cazaba puso picante a un final de carrera que por delante ya estaba muy definido. Hamilton, Rosberg y Ricciardo no vieron peligrar su podio en ningún momento, y con este orden, mientras Vettel rodaba cuarto en tierra de nadie.

La lucha entre el quinto y el séptimo se definió en un momento clave: Massa intentó tirarse hacia Sainz en una de las curvas más factibles para adelantar, pero se coló y dejó un buen plano en su neumático. Este hecho le obligó a rodar unas cuantas vueltas en modo menos agresivo, mientras el madrileño cogía un poco de aire.

Tanto se relajó Massa que permitió que un Alonso que había olido sangre le cogiese, primero, y le adelantase (al toque), después. El español se quejó de que el brasileño le había cerrado la puerta totalmente para justificar el golpe que se dieron, y que acabó con una investigación 'post carrera'.

Todo apuntaba a que la pelea se iba a quedar ahí, pero Alonso ya se había venido arriba y no dudó en ir a por su pupilo. Sainz poco pudo hacer ante su buen amigo, que se tiró a muerte para ganarle la quinta y, al grito de "¡YEEEHA!" demostró que se había divertido mucho. Pese a esta ligera decepción de Sainz, este sigue siendo su mejor resultado en Fórmula 1.

Al final, victoria para un Lewis Hamilton que suma ya cinco en territorio estadounidense, y que recorta siete puntos en la general a Nico Rosberg, segundo. Daniel Ricciardo completó el podio, pero los héroes del día llevaban la bandera rojigualda.

Tabla de tiempos Carrera Gran Premio de Estados Unidos

Fotos: Mercedes

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto