¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    GP BrasilHamilton se lleva la caótica carrera de Interlagos

    El británico sigue en la pelea por el campeonato, tras superar a Rosberg y a un colosal y espectacular Verstappen.

    Sainz acabó 6º pero soñó con el podio y Alonso llegó 10º.

    Dos banderas rojas provocadas por la lluvia hicieron pensar en la suspensión de la carrera.

    Lewis Hamilton se ha llevado la victoria más sufrida de la temporada. Dos parones provocados por banderas rojas, lluvia y mucha agua en pista, varios abandonos y hasta cuatro coches de seguridad que le mantienen en la pelea por el título, si bien Nico Rosberg ha salvado sin problemas el segundo puesto y sigue camino al título. El británico, por fin, se ha quitado la espina de la victoria de Interlagos y ya es el corredor que ha ganado en más circuitos diferentes (24).

    El podio estuvo en el aire hasta los instantes finales de esta larguísima prueba, pero Max Verstappen sacó todos los argumentos posibles a quien le compara con Ayrton Senna con un final de prueba épico y dos adelantamientos a Vettel y Pérez que le valieron un brillante tercer puesto.

    En cuanto a los españoles, Carlos Sainz se quedó con las ganas de un podio que olió muy de cerca, pero fue sólo sexto. Fernando Alonso, con todos los problemas que tuvo, finalizó décimo.

    Inicio tras el safety car

    La carrera se vio retrasada durante unos minutos por la lluvia, que ya dejó antes a Romain Grosjean estampado contra un muro en la vuelta de formación. Tras varios minutos de espera, y pese a que en principio parecía que iban a salir de manera normal, Charlie Whiting volvió a sacar su lado más conservador y decidió arrancar tras el safety car.

    Después de siete vueltas, y con varios pilotos pidiendo que se relanzase la carrera, Bernd Maylander volvió a boxes y dejó a los corredores cumplir con su labor. Max Verstappen se quitó de encima a Kimi Räikkönen, mientras por detrás ya algunos no se lo pensaron y pusieron neumáticos intermedios todos. El problema es que la pista aún estaba muy empapada, y algunos pilotos, como Sebastian Vettel, sufrieron los rigores de una pista muy deslizante, aunque la peor parte se la llevó Marcus Ericsson, que se estrelló.

    Max Verstappen y Daniel Ricciardo entraron a cambiar neumáticos intermedios, pero mientras el holandés entró con el pitlane abierto, el australiano lo hizo con él cerrado. Red Bull se defendió de la consecuente investigación diciendo que había llegado con un pinchazo a boxes, por lo que argumentaron motivos de seguridad. No les valió de nada: Ricciardo se llevó cinco segundos de penalización.

    Dos banderas rojas y peligro de suspensión definitiva

    En la vuelta 20 se relanzó la carrera, pero la carrera se detuvo al momento. Kimi Räikkönen perdió el control de su monoplaza cuando encaraba la última curva, hizo un trompo y acabó estrellado contra el muro de la recta de meta. Algunos piloto lo salvaron por poco. Otros, como Nico Hülkenberg, se llevaron puesto el alerón delantero del Ferrari, pero todos acabaron en boxes por la consecuente bandera roja: se detuvo la carrera hasta que la pista estuvo limpia de los trozos del coche de Kimi.

    En el parón algunos aprovecharon para retocar el coche, como en Mercedes que tocaron el alerón delantero de Rosberg, y otros, como Lewis Hamilton, para hacer nuevas relaciones, y cambiarse el . En est eperiodo de parón también salieron confirmadas las sanciones a Ricciardo ya Massa, que adelantó por delante de la línea del safety car.

    La reanudación se produjo con neumáticos de lluvia extrema por imperativo de la FIA, lo que ralentizó mucho el tiempo por vuelta. El peligro de suspensión empezó a sondear las cabezas de los pilotos y responsables de los equipos, toda vez que las previsiones de lluvia aumentaron. En todo el caos, Carlos Sainz se encontró con una quinta posición, ya que Nico Hülkenberg pinchó y tuvo que parar. Las condiciones de pista no sólo no mejoraron, sino que detrás del coche de seguridad empeoraron. Esto hizo que Jolyon Palmer, por ejemplo, embistiese a Daniil Kvyat, porque no veía nada.

    Cuando apenas había agua en pista, y pese a que todos los pilotos afirmaban que la pista estaba en condiciones de rodar se decidió volver a sacar la bandera roja y suspender la prueba. Las palabras de Hamilton no dejan lugar a dudas: "No entiendo por qué vamos a parar. Son condiciones de lluvia extrema. Es normal".

    Otra media hora después, la carrera se reanudó de nuevo tras el coche de seguridad pero en condiciones de visibilidad muy reducidas... y llegó el show de Verstappen.

    'Max attack'

    Tras varias vueltas tras el safety car, Max Verstappen se puso a dar espectáculo. Con Lewis Hamilton al frente, el holandés adelantó a Nico Rosberg por fuera a la salida de la curva 3, demostrando que no tiene nada que temer ni siquiera ante el líder del campeonato. En la siguiente vuelta dejó para las retinas una imagen espectacular: una salvada tras un derrapaje en semitrompo por el que ni siquiera perdió la posición. "Mis pulsaciones se han puesto un poco altas", bromeó Verstappen.

    La emoción se fue hacia atrás, a la pelea entre un sorprendente Felipe Nasr, que se plantó en la sexta posición, con Fernando Alonso intantando pasarle y Sebastian Vettel oliendo sangre. El de Ferrari se quitó de encima al español en una acción un tanto arriesgada, por dentro en 'Mergulho', donde echó ligeramente de pista al español.

    Pero aún quedaba un coche de seguridad, esta vez cortesía de Felipe Massa. El brasileño se estrelló contras las protecciones, provocó la salida de Bernd Maylander de nuevo y protagonizó un emotivo momento de despedida, en el que todos los mecánicos de las otras escuderías le despidieron entre aplausos.

    Tras la reanudación, los Red Bull perdieron todas las opciones de podio al parar hacer sus últimos cambios de neumáticos al colocar de nuevo lluvia extrema, mientras que Alonso se quedó sin opciones de nada por un trompo.

    Carlos Sainz roza el podio, pero se lo lleva Verstappen

    Carlos Sainz, sin hacer ruido, se plantó en la recta final de la carrrera a punto de podio. El piloto español se vio beneficiado por los abandonos arriba. Sergio Pérez se vio en tercera posición, lejos de los Mercedes, pero con el de Toro Rosso relativamente cerca.

    Sainz tuvo que aguantar a Vettel, que en plena remontada le demostró que su Ferrari era mucho más potente. Quien dio espectáculo fue Verstappen, como no podía ser de otra manera: se quitó de encima a Vettel (con quejas incluidas del piloto alemán), y después a Pérez, a falta de un giro se llevó un podio de los más peleados. Y por supuesto el premio de piloto del día.

    Con esta victoria, Hamilton está a 12 puntos de Rosberg, que con ser tercero en Abu Dhabi le sirve.

    Tabla de tiempos Carrera Gran Premio de Brasil

    Fotos: Mercedes