Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Así podría terminar el baile de pilotos para Singapur... y para 2019

En las últimas semanas las negociaciones se han multiplicado y son varias las opciones que algunos equipos de la parrilla evalúan.

Sólo tres equipos han confirmado su alineación para 2019 y el resto cuenta con muchas posibilidades de modificar su pareja de pilotos actual.

Han tenido que pasar dos temporadas en las que cada verano el mercado de pilotos amenazaba con revolucionar la parrilla y, finalmente, las cosas quedaban más o menos como estaban. Desde la sorprendente retirada de Nico Rosberg en 2016, las cosas se habían mantenido de un modo bastante estable y ninguno de los equipos punteros se había movido en exceso, apostando finalmente por la continuidad.

Pero Daniel Ricciardo lo cambió todo al rechazar la oferta de renovación de Red Bull y, a partir de ahí, la situación de varios pilotos ha cambiado drásticamente, alterando el estatus de muchos otros. El primero de ellos fue Carlos Sainz,que no obstante ha sabido moverse con celeridad cerrando muy pronto su futuro para 2019. El piloto español será sustituido por el mencionado Ricciardo en Renault, tomando el lugar de Fernando Alonso en McLaren, que a final de temporada dejara la Fórmula 1.

Pero en lo que respecta al próximo Gran Premio de Singapur, que se disputará entre el 14 y el 16 de septiembre en Marina Bay, las cosas pueden revolucionarse aún más y, en este caso, no como consecuencia del movimiento de Daniel Ricciardo, sino por la compra de Force India a cargo del consorcio canadiense Racing Point liderado por Lawrence Stroll.

El empresario, también padre del piloto de Williams, quiere tener a Lance en su nuevo equipo y, para ello, uno de los pilotos actuales tiene que dejar el equipo. El elegido para permanecer en el mismo es Sergio Pérez, por lo que Esteban Ocon ha pasado de tener un contrato apalabrado con Renault a no tener claro su futuro e, incluso, correr el riesgo de no terminar la temporada. Para evitarlo, el francés negocia con McLaren, que incluso le recibió en Woking para hacerle el asiento, pero los 1,86 metros de altura de Ocon no le permiten acomodarse en el McLaren MCL33 y la negociación permanece en espera, tanto para Singapur como para 2019.

En el caso de que Esteban Ocon no sea contratado finamente, Lando Norris ganará muchos enteros, pero lo que está claro es que Stoffel Vandoorne tiene cada vez menos defensores en McLaren y ahora mismo sondea el mercado en busca de otro equipo. Norris, por su parte, podría entrar en la operación de negociación por la liberación contractual de James Key, fichado por McLaren como director técnico, pero que aún tiene contrato en vigor con Toro Rosso. Los italianos ya quisieron contar con Norris hace unos meses en sustitución de Brendon Hartley, que no comenzó la temporada en buena forma, pero en aquel momento Zak Brown se negó y, en cualquier caso, el joven británico no entrará en acción como pronto hasta 2019.

Distinta es la situación de Vandoorne, que podría quedarse fuera en Singapur y ha sido colocado en Sauber como sustituto de Marcus Ericsson. El piloto sueco es apoyado financieramente por los dueños del equipo suizo, por lo que en principio su posición parece sólida, pero Frederic Vasseur quiere estar en disposición de atacar el cuarto puesto del campeonato de constructores en 2019 y considera que, para poder hacerlo, necesita elevar el nivel de los pilotos. Aunque el propio Vasseur ha negado haber negociado con Stoffel Vandoorne, lo cierto es que ambos ganaron la GP2 juntos y éste podría ser uno de los destinos deseados por el piloto belga, que no ha hecho justicia a su prestigio en McLaren.

De confirmarse dicho movimiento, no sería el único esperado en Sauber, pues Ferrari parece haber apostado por Kimi Räikkönen una temporada más y eso anula por completo la operación de contratación de Charles Leclerc iniciada en junio por Sergio Marchionne, entonces presidente de la firma italiana y que falleció a finales de julio de manera inesperada. Su sucesor, Leo Camilleri, prefiere minimizar riesgos en su primer año de mandato y el joven monegasco será enviado con mucha probabilidad a Haas, el otro equipo vinculado a Ferrari, que tiene intención de mantener a Kevin Magnussen, pero no a Romain Grosjean. Ello dejaría vía libre a otro piloto de la Ferrari Driver Academy en Sauber: Antonio Giovinazzi.

Artem Markelov ha sido el último en sonar como candidato a un asiento en la Fórmula 1.

Y, volviendo al punto de partida, ¿qué pasaría con Williams? La marcha prematura de Lance Stroll a Racing Point Force India dejará un hueco por cubrir y Robert Kubica es la elección obvia y fijada por contrato. Pero en la Fórmula 1 todo se negocia y, si el equipo de Grove quiere pescar más dinero, éste puede llegar de nuevo desde Rusia, con Artem Markelov como principal candidato, que en ese caso pagaría además la indemnización a Kubica.

En cambio, para 2019 las cosas estarían mucho más abiertas en Williams, pues al mencionado Markelov y al ya piloto titular Sergey Sirotkin, se le unirían varios pilotos con futuro incierto. Vandoorne como alternativa menos probable por su baja o nula aportación económica, George Russell y Esteban Ocon por su vinculación a Mercedes o Nikita Mazepin, otro ruso con dinero cuyo padre pujó por Force India y ahora busca otro lugar en el que invertir.

En definitiva, un sinfín de negociaciones y posibilidades que convierten a la tradicionalmente denominada Silly Season en una de las más interesantes y enrevesadas de los últimos años. ¿Cuáles de todas estas opciones se convertirán finalmente en anuncio oficial? En los próximos días conoceremos algunas de ellas otras tendrán que esperar un poco más.

* Pilotos sin confirmar

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto