¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es
  • Rosberg domina y Hamilton sube al podio en una carrera frenética

GP BélgicaRosberg domina y Hamilton sube al podio en una carrera frenética

El piloto alemán dominó la carrera mientras se desataba el caos por detrás.

Segundo Daniel Ricciardo, que aprovechó el toque en la salida entre los Ferrari.

Gran séptimo puesto de Fernando Alonso; Sainz abandonó.

Fuerte accidente de Kevin Magnussen, sin consecuencias graves.

Pocas veces a lo largo de la historia de la Fórmula 1 se han producido tres vueltas iniciales con el nivel de nerviosismo, incidentes, frenetismo y acción en todos los frentes que han sucedido en el Gran Premio de Bélgica de este año. Nada de ello ha impedido que los dos Mercedes hayan subido al podio acompañados por un Red Bull, algo esperable, pero ha deparado situaciones de carrera en absoluto previstas. Y eso que el poleman, Nico Rosberg, terminó llevándose la victoria habiendo liderado casi de principio a fin. Y digo "casi" porque no fue así durante un tramo de la primera vuelta.

En la salida, Max Verstappen patinó y ambos Ferrari le ganaron la partida. Al llegar a La Source, Sebastian Vettelintentó ganar la posición por el exterior a Kimi Räikkönen, sin percatarse ninguno de que Verstappen también estaba intentando la misma maniobra al límite del muro. El contacto resultante derivó en un trompo del alemán y daños de consideración para el finlandés y el holandés, que tuvieron que parar en boxes. Verstappen, eso si, lo hizo después de haber pillado por sorpresa a Rosberg en la subida del Raidillon, antes de perder terreno y posiciones.

Todo ello había permitido a Nico Hülkenberg escalar de la séptima a la segunda posición, por delante de Daniel Ricciardo, pero no era el único: entraron en posiciones de puntos los Haas, los Renault y Carlos Sainz, séptimo. Al español, sin embargo, la alegría le duró una vuelta: los restos del incidente en La Source le causaron un pinchazo y un trompo en el que dañó irremediablemente su coche, y causó un Virtual Safety Car.

Con ese abandono, Fernando Alonso y Lewis Hamilton, que habían ganado una decena de puestos, se situaron 10º y 11º. Jenson Button y Pascal Wehrlein también abandonaron en estos primeros compases tras un toque entre ambos, y Marcus Ericsson les siguió poco después con problemas mecánicos que le habían hecho salir desde el pit lane.

Bandera roja y vuelta a la normalidad

En la vuelta 5, Kevin Magnussen perdió el control de su monoplaza en la salida del Raidillon e impactó violentamente con las protecciones, causando un Safety Car que se convirtió en bandera roja en la vuelta 10 para llevar a cabo reparaciones. El danés salió por su propio pie, pero tuvo que ser trasladado en ambulancia a un hospital para tratar un pequeño corte en su tobillo izquierdo.

Las paradas previas a la bandera roja alteraron sobremanera el orden de carrera, toda vez que los pilotos tendrían libertad de elección de gomas en la reanudación: Ricciardo había superado a Hülkenberg, y Alonso y Hamilton escalaron hasta la cuarta y quinta posición.

A partir de aquí, las cosas se normalizaron: Rosberg se marchó de Ricciardo con facilidad y mantuvo una ventaja de 10 segundos hasta el final para conseguir su sexta victoria de la temporada. Mientras Hamilton alcanzó el tercer lugar en apenas 8 vueltas, y aunque tuvo que reconquistarlo tras su última parada para montar duros, Hülkenberg poco pudo hacer, teniendo que conformarse con el cuarto lugar. Hamilton tampoco pudo avanzar más, ya que Ricciardo había logrado una ventaja sideral.

Alonso saca petróleo

Alonso llegó a salir en paralelo con Hülkenberg en su última parada, bordeando el 'unsafe release', y conservó el quinto puesto durante gran parte de la carrera hasta que Sergio Pérez, primero, y Vettel, después, terminaron por superarle, culminando el evento en una buena séptima posición tras dos días dantescos.

En cuanto a Vettel, el alemán ganó muchos puestos al no parar antes de la bandera roja, y se las tuvo tiesas para adelantar a Daniil Kvyat y Verstappen. Finalmente, consiguió pasar en las vueltas finales a un Felipe Massa que sufrió lo indecible con la degradación y a Alonso para acabar sexto. La octava posición final recayó en Valtteri Bottas, que tuvo que recuperar mucho terreno tras parar antes de la bandera roja. No pudo con el McLaren de Alonso, pero mantuvo detrás a Räikkönen, quien a su vez pasó a su compañero en los compases finales del evento.

Max Verstappen, a golpes para no sumar puntos

Más allá del incidente inicial y la ya mencionada pelea con Vettel, Max Verstappen fue el gran protagonista de la carrera por sus duelos y maniobras con otros pilotos, en especial con un Räikkönen que mostró su malestar de forma muy explícita por la radio, y con Pérez, con quien casi colisiona, aunque no fue investigado por ninguno de los lances. Su estrategia de neumáticos fue un fiasco y acabó fuera de los puntos.

En definitiva, la de Bélgica ha sido una carrera que, aunque ha contado con algunos resultados convencionales, no ha sido en absoluto convencional en su desarrollo, y deja el Mundial más apretado. Gracias a las circunstancias, Lewis Hamilton ha salvado el liderato, aventajando en 9 puntos a Nico Rosberg, mientras por detrás Ricciardo abre más hueco con los Ferrari, Williams pierde la cuarta posición en Constructores con Force India y Alonso empata a puntos con Sainz en el undécimo lugar. Todo ello, a 5 días de la próxima carrera, el último circuitoen tierras europeas del año: Monza.

Tabla de tiempos Carrera Gran Premio de Bélgica

Fotos: Mercedes

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto