¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

GP Estados Unidos - CarreraRaikkonen vuelve a la victoria y Hamilton no ata el título

El finlandés conquista una memorable victoria 113 Grandes Premios después.

Hamilton, que fue tercero tras el de Ferrari y un Max Verstappen que salió 18º, ve retrasado su alirón. Con ser 7º en México, será campeón.

Fernando Alonso abandonó por un golpe de Lance Stroll en la caótica primera vuelta.

Una de las carreras más entretenidas y caóticas de la temporada ha acabado con Kimi Räikkönen conquistando una victoria que se le escapaba desde Australia 2013. El finlandés, tras una enorme salida y una gestión estratégica espectacular, acabó con una sequía de 113 carreras, para superar a Max Verstappen, que salió 18º y acabó 2º, y un Lewis Hamilton que ve retrasado su alirón.

Para Fernando Alonso la carrera se le acabó muy pronto: en la tercera curva le embistió Lance Stroll. Carlos Sainz, pese a una buena salida en la que llegó a verse sexto, acabó 7º.

Esa posición es la que, precisamente, le permitiría a Hamilton proclamarse campeón del mundo.

Caos en la primera vuelta

Quien esperase una primera vuelta tranquila, se debió sentir muy decepcionado. Kimi Räikkönen realizó una de sus mejores arrancadas, pese al intento de Lewis Hamilton de cerrarle en la entrada en la primera curva.

Por detrás, Sebastian Vettel en su ímpetu por intentar cazar la parte alta de la tabla se tocó con Daniel Ricciardo, dando al traste con sus propias opciones de pelear por una hipotética zona de podio que retrasase el alirón. El trompo le mandó al fondo de la parrilla, pero pronto se rehizo.

Peor fue lo que le ocurrió a Fernando Alonso. El asturiano vio cómo Lance Stroll le embestía en la primera chicane del circuito, la tercera variante, lo que le obligó a meterse a boxes para abandonar por quinta vez esta temporada. El español estaba notablemente enfadado con el canadiense, que ya le causó a él mismo una sanción en el GP de Japón. En esta ocasión, Stroll fue castigado con un 'Drive Through'.

No fue el único incidente de este caótico arranque del GP de Estados Unidos. Daniel Ricciardo se vio obligado a abandonar por una avería hidráulica (van siete abandonos este año para el australiano), con lo que dejó su Red Bull aparcado en un lateral de la recta de atrás.

Las dificultades para mover el coche por parte de los comisarios obligaron a desplegar el 'coche de seguridad virtual', lo que a su vez provocó que las estrategias tomasen su protagonismo.

Hamilton cambia el guión en boxes

En Ferrari y Mercedes empezaron a devanarse los sesos sobre qué hacer. Räikkönen, con ultrablandos, decidió seguir en pista, mientras que Hamilton se metió para montar neumáticos blandos e intentar llegar hasta el final de la carrera.

Sin embargo, Räikkönen decidió sacar lo mejor de sí para aguantar al máximo, forzar al británico a destrozar sus gomas y llevarle a una hipotética segunda parada hacia la recta final de la prueba. La igualdad fue máxima, y Hamilton tuvo que sudar para no tocarse.

La lucha fue crítica hasta que, finalmente, Räikkönen entró a boxes. La labor del finlandés fue crucial, ya que en cuanto salió a pista empezó a apretar a ritmo de vuelta rápida para intentar un 'undercut'.

Hamilton y la gestión de neumáticos

Aunque Hamilton se puso líder, poco a poco fue perdiendo toda su ventaja. El cambio de estrategia que impulsó Ferrari con Räikkönen, a la postre crítico, hizo que el británico viera cómo sus neumáticos acabasen destrozados.

El rendimiento de sus gomas cayó notablemente hasta que, en la vuelta 37, montó neumáticos blandos para ir hasta el final de carrera para intentar jugársela en pista con Räikkönen. Se reincorporó en cuarta plaza, y se vio obligado a remontar.

En cuanto se quitó Bottas de en medio, Hamilton comenzó a acechar a Verstappen (salió 18º y acabó luchando por el podio), hasta que a falta de menos de 10 vueltas se puso a tiro de DRS.

Un final de infarto

Las últimas diez vueltas no fueron aptas para cardíacos. Verstappen, con los neumáticos superblandos absolutamente destrozados, se coló a falta de dos vueltas para el final, lo que permitió a Hamilton adelantarle.

Durante unos pocos metros llegó a ser campeón del mundo, incluso, pero el de Red Bull no se dejó y, ante la posibildad de verse fuera, Hamilton se rindió.

El 'coitus interruptus' de Mercedes se vio completado por el adelantamiento que le hizo Vettel a Bottas, que se fue fuera de la pista, para ponerse cuarto y zanjar definitivamente las opciones de título de Hamilton.

Al final, la histórica victoria de Räikkönen 113 Grandes Premios después puso el broche a una carrera memorable.

Tabla de tiempos Carrera Gran Premio de Estados Unidos

Fotos: Mercedes

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto