¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    La 'Silly Season', más silly que nunca: los rumores más sonados

    Juan Muñoz
    Juan Muñoz20 min. lectura

    Las múltiples casuísticas que involucran a diferentes estructuras prometen unos próximos meses realmente agitados.

    El futuro de los pilotos españoles en Fórmula 1, más incierto que nunca.

    El talento joven rivaliza con las viejas glorias de la Fórmula 1, una eterna disputa que perdura en el tiempo.

    La rumorología relativa al futurible baile de pilotos que se avecina de cara a la próxima temporada ha comenzado a alcanzar un nivel exponencial tras la renovación simultánea de Lewis Hamilton y Valtteri Bottas por Mercedes con la ocasión de la celebración del Gran Premio de Alemania, la casa de los de Brackley, reavivando movimientos entre escuderías que habían tenido lugar años atrás.

    Aprovechando la sucesión de conversaciones que mantienen los equipos a estas alturas de la temporada, en Motor.es hemos decidido realizar una colección actualizable de los posibles fichajes que resuenan en el paddock a medida que se suceden las carreras una vez se ha superado el ecuador del año.

    MERCEDES: estabilidad reinante

    Mercedes cuenta con el piloto estrella y el escudero perfectos.

    El equipo con el futuro más atado de la parrilla. La estructura comandada por Toto Wolff despejó cualquier atisbo de duda en este sentido recientemente, con el anuncio de la continuidad de los dos pilotos de la escudería alemana. Si bien Hamilton disfrutará de un contrato de dos años, Bottas tan sólo tiene asegurado su asiento en las flechas plateadas para 2019, aunque cuenta con la posibilidad de renovar por un segundo año, algo opcional.

    La prolongación de la relación entre el piloto británico y Mercedes da al traste con el adiós de Hamilton a la Fórmula 1, algo con lo que se había especulado tras varias declaraciones suyas en las que afirmaba que no pretendía estar en la categoría reina de por vida. Por otro lado, Bottas vio el fruto de sus últimas actuaciones a bordo del W09, con el piloto finés consciente de haber aprovechado sus oportunidades, a pesar de la mala fortuna que le ha acompañado hasta el momento.

    FERRARI: pieza clave del puzle

    El futuro de la Scuderia Ferrari pasa por las manos de Leclerc.

    El asiento más codiciado de la Fórmula 1 parece tener nombre, y no precisamente el de su piloto oficial actual: Charles Leclerc. La plausible marcha de Kimi Räikkönen de la Scuderia Ferrari abre la puerta de la escudería de Maranello al joven talento monegasco, quien ha hecho brillar al Sauber que actualmente maneja por encima de su compañero de equipo, pasando hasta en dos ocasiones a la Q3 en lo que va de temporada, en Francia y Gran Bretaña.

    Tal y como publicó La Gazzetta dello Sport, Ferrari le habría ofrecido un contrato de dos años, con un sueldo de 2 millones de euros en 2019 y 3 millones en 2020, lo que confirmaría la apuesta del gigante italiano por uno de los pupilos de su Drivers Academy. Leclerc ha afirmado que aspira a conseguir todos los triunfos que no pudo cosechar su amigo Jules Bianchi, haciendo gala de las aptitudes que gran parte del paddock señala como las de un futuro campeón del mundo.

    No obstante, el mayor valedor del #16 habría sido Sergio Marchionne, CEO del grupo Fiat Chrysler Automobiles, pero éste abandonó su cargo en favor de Mike Manley recientemente, alegando problemas de salud graves, antes de fallecer en la semana del Gran Premio de Hungría. Por lo tanto, el salto de Leclerc a un grande en Fórmula 1 continúa en el aire en estos momentos.

    Con el futuro de Sebastian Vettel asegurado en la Scuderia hasta el próximo cambio de normativa y el final del Acuerdo de la Concordia, Ferrari tiene en sus manos el poder de decisión, de elegir si cambia el rumbo de sus pilotos subiendo a un piloto que podría competir de tú a tú con el alemán de llevar a cabo una adaptación al sucesor del SF71-H idéntica a la desarrollada con el monoplaza de Sauber, la cual le ha colocado por encima de su compañero de equipo de forma constante.

    RED BULL: vinculación española

    La renovación de Sainz está conectada con la de Ricciardo en Red Bull.

    Otra escudería top con tan sólo un asiento confirmado para el año que viene. Mientras que Max Verstappen y Red Bull anunciaron la extensión de su relación hasta 2020 el pasado mes de octubre, Daniel Ricciardo atraviesa una situación complicada en la estructura de la bebida energética, una coyuntura que se ha vuelto en su contra: el piloto australiano confiaba en disponer de una cuantiosa serie de opciones tras sus victorias en China y Mónaco, pero poco a poco ha ido diluyéndose, en favor de su compañero de equipo, algo que le ha repercutido en este sentido.

    Todo apunta a que Ricciardo tan sólo cuenta con la posibilidad de renovar por Red Bull a estas alturas, con un contrato renovado a la baja tras este viraje en sus resultados en el campeonato, un hecho con el que el #3 se ha mostrado contrariado, pero que espera confirmar antes del parón veraniego.

    La decisión final del piloto de la sonrisa eterna influirá, de forma directa, en el futuro de otro de los miembros de la órbita Red Bull: Carlos Sainz. Christian Horner ha afirmado en numerosas ocasiones que la marcha del madrileño a Renault fue una cesión temporal, con Red Bull guardándose la carta que le devolvería a su formación en caso de necesitarlo. Un supuesto baile de fichas en el que Ricciardo abandonase sus filas otorgaría al #55 la oportunidad de recalar en un asiento con opciones a los puestos de cabeza, algo con lo que sueña desde que ingresó en la Fórmula 1.

    RENAULT: evolución atractiva

    Ocon apunta a Renault para abandonar el amparo de Mercedes.

    Renault se erigió como el equipo con mayor proyección en 2017, algo de lo que alardeó Carlos Sainz, actual piloto de la formación de Enstone, en una de las ruedas de prensa que compartió con su compatriota Fernando Alonso en este año, en un intento de mantener la broma que inició una conversación que terminó siendo pública.

    Septiembre es el mes definitivo en el que Red Bull dejará de tener potestad sobre el futuro del piloto madrileño, un hecho que, sumado a la finalización de la relación entre Renault y la escudería de la bebida energética, dificulta los próximos años del español en Fórmula 1, con su asiento en vilo frente a la amenaza de Esteban Ocon, piloto francés que encajaría en la filosofía de la estructura gala.

    Finalmente, Cyril Abiteboul afirmó en el pasado reciente que Fernando Alonso sería una opción que Renault contemplaría de cara a los últimos años del asturiano en Fórmula 1. El regreso del bicampeón a la escudería con la que tocó la gloria en dos ocasiones está sobre la mesa, pero el máximo responsable del equipo con el que Hülkenberg tiene contrato hasta 2019 recalcó que un acuerdo de un año no entra en sus planes.

    HAAS: opción de futuro

    Con la excepción de Mónaco, el VF-18 ha sido competitivo en prácticamente todos los circuitos del calendario.

    El arranque prometedor de la escudería estadounidense en Australia, a pesar del desastre final a causa de sendas paradas en boxes, sumado al gran ritmo que les ha llevado a reinar la zona media de la parrilla en numerosas carreras del año, establecen a Haas como elección apetecible.

    Para colmo, su vinculación con la Scuderia Ferrari les ubica en una posición óptima para los próximos años, con los italianos desarrollando una unidad de potencia que varios pilotos colocan ya por encima incluso de la de Mercedes, la referencia en la era híbrida, un dato de importancia colosal.

    FORCE INDIA: dependencia económica

    Las arcas del equipo indio recuperarían su salubridad con el dinero de la familia Stroll.

    Los comandados por Vijay Mallya han reportado, en incontables ocasiones, que si bien el equipo indio de la Fórmula 1 atraviesa complicaciones económicas, no veremos a nadie de Force India con un cartel de 'se vende'. Sin embargo, la escasez de su presupuesto influye en exceso en su evolución a lo largo de la temporada, y las opciones de repetir el 4º puesto en constructores, por tercer año consecutivo, se reducen.

    La prensa alemana ha llegado a afirmar que Lawrence Stroll, padre de Lance Stroll, actual piloto de Williams, ha efectuado la compra de Force India, con un asiento garantizado para su hijo ya en 2019, por lo que sólamente restaría una opción disponible en la escudería con monoplazas tintados de rosa de la Fórmula 1. El padre de Nikita Mazepin, probador ocasional de la escudería que actualmente compite en GP3, también ha sido relacionado con la adquisición de gran parte del equipo.

    Las fuentes que vinculan a Ocon con Renault estarían relacionadas con la llegada del piloto canadiense a la formación con sede en Silverstone, un rumor que se complementa con la posible llegada de Robert Kubica al equipo, con el polaco buscando una oportunidad fuera de Williams para retornar como piloto oficial a la categoría reina del automovilismo.

    MCLAREN: progreso estancado

    Ninguno de los dos pilotos actuales de McLaren han confirmado su continuidad.

    Uno de los equipos con más enigmas por resolver. La impredecibilidad del porvenir de Fernando Alonso, primer espada de los de Woking, condiciona los años venideros de McLaren en Fórmula 1. El #14 decidió combinar el WEC, campeonato de resistencia por excelencia, con la categoría reina, en un intento de apaciguar su apetito de victoria, además de apuntar la IndyCar como opción de futuro entre muchas otras alternativas.

    La continuidad de Stoffel Vandoorne, en el otro lado del box, tampoco está confirmada, acentuando así la inestabilidad de los británicos. Las conversaciones de los jefes de McLaren, entre ellos Zak Brown, van más allá de las que mantiene con sus pupilos, y es que el dirigente americano se encontraría realmente cómodo, según sus propias palabras, con una dupla 100% española, algo que encontraría beneficioso comercialmente.

    La vuelta de Pérez al que fuera su equipo en 2013, en una especie de puente hacia Force India desde sus inicios en Sauber, tampoco está descartada: el quinto puesto que cosechase en India como mejor resultado en dicha temporada, no obstante, complicaría dicho viraje, aunque no impide que el mexicano contemple este paso como uno más si su continuidad junto a Ocon se complica.

    TORO ROSSO: equipo satélite

    Norris se erige como opción para que Toro Rosso continúe apostando por el talento joven.

    Los de Faenza hicieron que Brendon Hartley pusiera de nuevo un pie en su estructura, después de que el piloto neozelandés afirmase que, para él, el sueño de la Fórmula 1 se rompió en 2010, momento en el que decidieron prescindir de sus servicios. Su asiento en Toro Rosso ha sido cuestionado durante gran parte de la temporada, con cinco abandonos que no han contribuido a pensar lo contrario en el seno de la escudería.

    Pilotos como Pascal Wehrlein han sonado para sustituirle incluso en plena temporada, aunque finalmente el #28 ha conseguido conservar su puesto, al menos de momento. Dan Ticktum, piloto del programa de jóvenes talentos de Red Bull, también es otra de las opciones de las que disponen. Sainz, por otro lado, podría volver al equipo con el que se inició en Fórmula 1 si el baile de pilotos se tuerce, y los de Milton Keynes deciden volver a contar con él para su segundo equipo.

    Sin embargo, sería la ascensión meteórica de Lando Norris como protegido de McLaren en su paso por la Fórmula 2 la que llamaría más la atención de Toro Rosso. El joven talento británico pudo recalar en sus filas en 2018, pero los de Woking optaron por rechazar dicha proposición, probablemente para reservarse la opción de subirlo al futurible MCL34 si se diese el caso.

    SAUBER: foco de atención

    La influencia de Ferrari y el buen hacer del equipo suizo han dado una segunda vida a Sauber.

    La colaboración que mantienen los de Hinwil con la Scuderia, con el retorno de Alfa Romeo a la Fórmula 1 como muestra inequívoca de ello, alimenta aún más la Silly Season: de subir Leclerc a Ferrari junto a Vettel, los comandados por Frédéric Vasseur dispondrían de un asiento libre, un asiento que podría ir a parar a las manos de Antonio Giovinazzi, piloto de la academia de los de Maranello.

    Giovinazzi se subió al C37 en los primeros entrenamientos libres del GP de Alemania, y volverá a hacer lo propio en Hungría, un movimiento que podría significar un proceso preparatorio de cara a su futuro en la escudería, como compañero de Marcus Ericsson. Sin embargo, la degradación de Räikkönen podría derivar en su regreso a la formación con la que debutó en Fórmula 1 en 2001, hace ya 17 años, algo que el propio Vasseur no descarta.

    WILLIAMS: gigante histórico en apuros

    La juventud de sus pilotos y los contratiempos con las novedades aerodinámicas no ayudan a que Williams resurja de sus cenizas.

    Por último, el equipo de la parrilla que ha atraído todos los focos en la presente temporada, pero no por su rendimiento excelso, sino por todo lo contrario: Williams ha descubierto que se encuentra inmerso en una situación similar a la de McLaren, con un monoplaza que no termina de rendir tal y como esperaban sus responsables técnicos.

    Paddy Lowe ha manifestado en varias ocasiones su desconcierto absoluto con respecto al FW41, el mayor desafío en su carrera, un coche que no puede evitar ser el farolillo rojo de la parrilla en las manos de Lance Stroll y Sergey Sirotkin.

    Las opciones de convertirse en un 'equipo B' de Mercedes, motorista que les suministra propulsores desde 2014, concuerdan con la plausible llegada de George Russell, actual líder de la Fórmula 2 y joven promesa de las flechas plateadas, a la estructura de Grove. Claire Williams confía en seguir los pasos de su padre y marcar una etapa en Fórmula 1, aunque por el momento se asemeja complicado, dada la coyuntura actual.

    La Silly Season perdurará en el tiempo hasta que los verdaderos protagonistas decidan mover ficha y tomar una decisión definitiva para sus futuros, si bien varios de los pilotos de la parrilla no dependen de sí mismos para tal fin, atravesando una situación delicada que podría tener múltiples finales alternativos.

    El parón veraniego se aproxima, con tres semanas sin monoplazas de Fórmula 1 rodando en los circuitos, tres semanas vitales en la vida de la última pieza del eslabón en los diez equipos que conforman el plantel de la categoría reina, tres semanas para decidir un futuro realmente incierto.

    Fotos: Mercedes AMG F1 | Scuderia Ferrari | Red Bull Content Pool | Renault Sport F1 Team | Haas F1 Team | Sahara Force India | McLaren | Scuderia Toro Rosso | Alfa Romeo Sauber | Williams Martini Racing